Requerimientos más estrictos de capitalización bancaria, en discusión a nivel internacional, tendrán poco efecto en el sistema financiero mexicano, ya sometido a reglas más duras, dijo el lunes el jefe del regulador del sector.

Sin embargo, los estándares de liquidez que evalúa el Comité de Basilea -el comité de bancos centrales y reguladores del Grupo de los 20- sí podrían tener impacto en México, dijo en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

"El tema de nuevas reglas de liquidez sí es un tema relevante, yo creo que parte de lo que pasó en la crisis es que (...) todos los reguladores nos dimos cuenta de que le estábamos poniendo menos atención a la liquidez de lo que era sensato", dijo Babatz.

El sistema bancario mexicano, encabezado por grandes grupos internacionales como BBVA, Citigroup y Santander, atravesó la crisis económica mundial del año pasado casi indemne, gracias en parte a regulaciones de capital más estrictas que las de algunos países desarrollados.

En el asunto de la capitalización bancaria "las reglas que tenemos hoy no son muy distintas de las que eventualmente van a salir de Basilea", dijo Babatz. "No creemos que vaya a haber un impacto importante", agregó.

Los bancos latinoamericanos tienen una capitalización promedio de alrededor del 16%, muy por encima que la de bancos de varios países desarrollados. La capitalización mide la capacidad de los bancos para enfrentar pérdidas.

En México, la crisis -agravada por la cercanía económica del país a Estados Unidos- provocó problemas en algunos sectores como el crédito al consumo, pero los bancos nunca vieron amenazados sus niveles de capital.

Algunos analistas temen que un endurecimiento de las reglas bancarias internacionales como las que el Comité de Basilea quiere tener listas para finales del 2012, podría encarecer el crédito América Latina.

AMóvi, sin problemas

Babatz, cuya institución también regula las operaciones de valores del México, comentó que no ve problemas de fondo en una oferta lanzada en enero por la gigante de telefonía celular América Móvil AMXL.MX AMX.N, del magnate Carlos Slim, para consolidar otros activos de telecomunicaciones del millonario.

La autorización es necesaria para que América Móvil -la mayor telefónica celular de Latinoamérica- pueda continuar con la adquisición de Carso Global Telecom TELECOMA1.MX, que controla a las telefónicas Telmex TELMEXL.MX TMX.N y Telmex Internacional TELINTL.MX TII.N.

"El que la autorización no haya salido no tiene que ver con un tema de fondo", dijo el funcionario, quien comentó que la aprobación de la operación se ha demorado por temas de información pendientes.

"Cuando esté listo lo vamos a autorizar", añadió.

apr