BBVA Bancomer coincidió con lo reportado la semana pasada por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) en el sentido de que la banca es uno de los sectores más vulnerables al lavado de dinero. Sin embargo, recordó que en México se ha trabajado a fondo durante años para prevenirlo, y hoy es uno de los países más avanzados en este tema.

Eduardo Osuna Osuna, director general del banco más grande de México, calificó como positivo el reporte reciente del GAFI, y destacó que ello es consecuencia del trabajo conjunto que, desde hace años, se realiza en el país.

“La banca siempre será en México, en Europa, en Estados Unidos y en América del Sur, el sector más vulnerable en cualquiera de estos temas, pero hay que decir que la banca en México ha trabajado profundamente en todo lo que hay que hacer desde el punto de vista del marco regulatorio, sistemas, inversiones, y somos uno de los países más avanzados en todo esto, y además hemos trabajado con el gobierno de Estados Unidos, con el gobierno local en tener una fortaleza en este sentido”, dijo.

En el marco de la firma de un convenio con ProMéxico, el director de Bancomer destacó que el reporte del GAFI es positivo para el país, y está en línea con lo esperado.

“Es consecuencia de lo que hemos hecho en los últimos años todo el sistema, no solamente la banca, sino también las autoridades hacendarias, el Banco de México, se ha hecho un trabajo conjunto tripartita”, aclaró.

En su reporte sobre lavado de dinero y financiamiento al terrorismo para México, el GAFI señala que la banca es el sector más vulnerable por el volumen de operaciones que maneja. Aunque reconoce el marco existente en el país para prevenir estos delitos, señala también áreas de oportunidad.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, mencionó por su parte que dicho reporte reconoce que México tiene un marco regulatorio en materia de prevención de lavado de dinero, a la altura de los mejores del mundo.

“Además, recordarán que hace unos cuatro años empezó un proyecto de trabajar conjuntamente con las autoridades de Estados Unidos para cerrar posibles diferencias que hubiera con otros países, y se trabajó con el Departamento del Tesoro, y hoy se reconoce que las prácticas de México están a la altura, no sólo de regulación sino en la práctica los bancos, a la altura de las mejores prácticas del mundo”, enfatizó el especialista.

MANTIENE PRONÓSTICO DE 2.2% PARA EL 2018

Por otra parte, Eduardo Osuna ve, pese a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la reforma fiscal de Estados Unidos y la elección presidencial, un panorama económico positivo para México, por lo que, de momento, BBVA Bancomer mantiene su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2.2% para todo el 2018.

No obstante, el banquero reconoce que habrá volatilidad en el año, por lo que, dijo, habrá que ver de manera gradual cómo se mueve el escenario.

“La incertidumbre seguramente va a generar volatilidad en los mercados, en el tipo de cambio, y eso no tiene nada que ver con el dinamismo de la economía interna ni el sector exportador, tendrá que ver con la incertidumbre de los mercados financieros donde siempre se genera un poco más de ruido”, expuso.

El director de BBVA Bancomer refirió que el inicio del 2017 estaba más lleno de incertidumbre que el inicio del 2018, y comentó incluso que, dada la reforma fiscal de Estados Unidos, se espera un “tirón” del sector exportador mexicano, lo que generará mayor empleo.

Del TLCAN, el escenario de este banco es que hoy hay una posibilidad de menos de 30% de que se acabe, pues es un acuerdo que, destacó, ha sido benéfico para todas las partes, y en Estados Unidos cada vez más sectores lo ven así.