En los últimos tres años y como resultado de la reforma energética, la banca ha financiado 35 proyectos relacionados con energía, por alrededor de 11,000 millones de dólares.

Alejandro de la Vega Solórzano, director de Financiamiento Estructurado de Santander México, detalló que esto ha sido en ramos como electricidad, gas y petróleo.

“Hay una gran liquidez de la banca comercial extranjera, están franceses, bancos japoneses, los propios bancos que estamos con equipos locales financiando estos proyectos; entonces, la participación de la banca ha sido fundamental”, señaló.

Durante su participación en el Seminario Nacional de Infraestructura 2018, organizado por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, precisó que, en esto, la banca comercial ha recurrido a diferentes esquemas como las garantías que otorga la banca de desarrollo.

El representante de la banca destacó que la reforma energética ha sido clave para que se detone el financiamiento a estos proyectos relacionados con energía pues, dijo, la regulación ha sentado las bases de todo.

“Es clave que la regulación esté y que los proyectos se vayan desarrollando ante las necesidades que tenga el país”, dijo.

El directivo de Santander México refirió que la banca tiene recursos para seguir financiando los proyectos relacionados con energía (y los que deriven de otras reformas) que se vayan presentando y destacó que hoy gracias a la reforma, las bases están sentadas.

Mencionó, además, que la banca seguirá en esta línea, siempre que haya esquemas contractuales sólidos, control en el derecho de vía y una adecuada planeación de los proyectos.

Fernando Zendejas Reyes, subsecretario de electricidad de la Secretaría de Energía, comentó, por su parte, que en materia de inversiones en el sector se requiere del apoyo de la banca, por lo que conminó a arriesgar más en este sector.

El funcionario mencionó como ejemplo, hablando de las oportunidades de inversión que hay tras la reforma, que hoy ya hay inversiones a futuro muy importantes, ello luego de las diferentes rondas petroleras, pero también tras las subastas eléctricas.

Recordó que, tras la primera ronda petrolera, se lograron más de 40,000 millones de dólares de inversión para las próximas décadas; mientras que, en la segunda, más de 100,000 millones. Es decir, las diferentes rondas ya han garantizado alrededor de 150,000 millones de dólares de inversión a futuro.

Ante este escenario y lo que puede venir, la banca se ha dicho lista para participar con el financiamiento que se requiera en los diferentes proyectos.