La reforma financiera dio a la banca de desarrollo facultades para impulsar más el crédito. Derivado de ello, el financiamiento otorgado por estas entidades gubernamentales ha crecido de manera importante en los últimos años. Sólo de junio del 2014 a junio del 2015 la cartera repuntó 22 por ciento. Para Fitch esta tendencia podría moderarse en los próximos años, debido al uso reciente de capital.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Banobras concentra 46% del total de los préstamos de la banca de desarrollo, Nafin tiene 21%; Bancomext, 19%; la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), 10%; Banjército, 4%; y Bansefi no llega ni a 1 por ciento.

En el periodo comprendido de junio del 2014 a junio del 2015, la cartera de Banobras creció 13.4%; la de Nafin, 29.6%; la de Bancomext, 41.3%; la de SHF, 11.5%; Banjercito, 20.3% y Bansefi, 348.2 por ciento. Este último adquirió parte de los créditos de nómina que maestros tenían con otras empresas privadas.

El crecimiento ha sido alto en los últimos años, dada una economía local menos dinámica y la reforma financiera aprobada en el 2013. Dicho crecimiento se alinea con sus mandatos (...) el crecimiento se ha apoyado también en garantías y Fitch Ratings considera que podría moderarse en próximos años por el uso reciente de capital, a menos que el gobierno brinde recursos , precisó la agencia.

Fitch indicó que, aunque la calidad de activos de estas seis instituciones es sólida, el crecimiento crediticio limita su base de capital. Pese a que han mantenido límites satisfactorios sobre el mínimo regulatorio (10.5%), la mayoría exhibe presiones leves en su capital regulatorio, con excepción de Banobras, porque no han podido compensar su crecimiento crediticio con una generación mayor de capital interno (...) la fortaleza de capital también es limitada por las concentraciones altas por cliente , informó.

En cuanto a la calidad de activos, destaca que estas entidades muestran préstamos vencidos bajos y relativamente estables (4% promedio en los últimos 36 meses y 0.73% sin la SHF), ello, pese al reciente crecimiento rápido y el mayor riesgo de tamaño y alcance de las micro, pequeñas y medianas empresas, principales beneficiarias del crédito.

Fitch agregó que estas entidades han mostrado rentabilidad modesta pero estable. Sin embargo, la rentabilidad no es su principal objetivo, sino la autosuficiencia y un desempeño saludable, acorde a su mandato , destacó.