La banca tiene recursos suficientes para prestar y el deseo de colocarlos, pero se tiene que estimular la demanda agregada, principalmente el consumo, para ayudar a reactivar la economía, afirmó Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En videoconferencia con motivo de la reunión del comité de asociados, explicó que hoy la banca cuenta con 1.2 billones de pesos disponibles para prestar a proyectos que sean viables.

“Recursos suficientes en la banca para prestar, los tenemos y el deseo de colocarlos, porque ese es nuestro negocio, manejando criterios de prudencia en la capacidad de pago de los clientes, siempre ayuda al crecimiento”, dijo.

Puntualizó que el crédito es una cuestión no sólo del acreedor, sino del acreditado, y tiene que haber demanda de parte de éste y ello empieza por su capacidad de pago, continúa con su perspectiva de la situación personal y concluye con el propósito y el destino del financiamiento.

“Todo eso en un mundo de incertidumbre se vuelve más complejo, y necesitamos obviamente que se reactive el empleo, la inversión fija bruta, que tengamos mayor capacidad exportadora, para que esa nueva generación de empleo nos permita que la demanda por crédito aumente”, señaló.

Luis Niño destacó la solvencia que, pese a la crisis, tiene la banca, pero consideró que esto debe usarse para acelerar la recuperación económica del país.

Subrayó que lo que se requiere es seguir con la reactivación de sectores estratégicos como las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y las personas físicas con actividad empresarial; además de promover las exportaciones y los proyectos de infraestructura.

Tasas bajas, factor importante

El presidente de la ABM mencionó que un factor para estimular la demanda y el crecimiento del crédito, es la contracción de tasas de interés que ha habido en los diferentes portafolios bancarios desde diciembre del 2018.

Como ejemplo, mencionó que de diciembre del 2018 a la fecha, las tasas de interés a las empresas han bajado 35%; y en consumo se ve una tendencia similar. Por ejemplo, en los créditos personales la disminución ha sido de 16% en el periodo y en vivienda de 11.6%; aunque en tarjetas, apenas de 3 por ciento.

Sin vacuna, crecimiento será lento

Respecto al mal panorama para los bancos que dio a conocer la calificadora Standard & Poor’s como consecuencia de la situación económica, Luis Niño de Rivera, consideró que ello dependerá de si se cuenta pronto con una vacuna efectiva. “Estamos viendo una recuperación medianamente lenta, aunque favorable, y eso permite vislumbrar que el año que entra será todavía de crecimiento relativamente limitado”.

No obstante, señaló que la banca en México ha hecho reservas adicionales.

Próximo presidente de la ABM

En la videoconferencia, Luis Niño confirmó que Daniel Becker, de Banca Mifel, fue el único que se postuló para sucederlo en el cargo el próximo año.

Detalló que la semana pasada se llevó a cabo el proceso interno de la ABM para que se postularán quienes así lo desearan, y que fue el presidente y director general de Grupo Mifel, quien manifestó su interés.

Del 25 al 29 de enero, se llevará a cabo el proceso de elección dentro de la ABM. El cargo se asumiría en la convención bancaria del próximo año.

eduardo.juarez@eleconomista.mx