Pese a que el empleo en México tendrá un repunte cercano a 3% anual en el 2010, el consumo seguirá débil, ya que el salario real de la población no se ha incrementado, consideró el grupo financiero BBVA.

En conferencia de prensa, Jorge Sicilia, economista en jefe de BBVA para América del Norte, comentó: La capacidad de consumo no se está recuperando, debido a que los ingresos de las familias en México aún son bajos , dijo.

Asimismo, resaltó que los empleos que se generaron desde el 2009 corresponden a aquellos de menos de cinco salarios mínimos, mientras que los que están por arriba de este nivel, aún no se crean, lo que ha influido en la baja demanda de bienes y servicios.

En la segunda parte del año, habrá una recuperación aún débil de la demanda, esperamos que cierre en 5.5% del crecimiento a finales del 2010 , dijo Sicilia.

De acuerdo con el estudio Situación México , elaborado por el área de análisis de BBVA, la legislación laboral mexicana no permite tener un mercado de trabajo flexible, por lo que el trabajo informal es una válvula que ayuda a la demanda laboral del país.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, elaborada por el INEGI, reveló que los empleados informales al primer trimestre del año ascendieron a 12.5 millones, lo que representa 28.6% de la Población Económicamente Activa (PEA).

Los ingresos de los trabajos temporales y de la economía informal son relativamente volátiles y de baja productividad, aunado al repunte de la inflación en el 2010, todo ello afecta el ingreso de las personas , aseguró Sicilia.

No obstante, el especialista recomendó no elevar el salario real de forma artificial o por decreto, sino a través del incremento de la competitividad.

De esta forma, BBVA consideró que incrementado la productividad, se disminuirán los costos de producción, lo que se esperaría que se trasladara hacía un mejor nivel salarial.

Por otro lado, BBVA comentó que la economía mexicana se caracteriza por tener un gran tamaño de mercado; sin embargo, dicho mercado parece estar, en una buena parte, cautivo de pocos oferentes de bienes y servicios , altas barreras reales de entrada, por lo tanto, con un nivel de competencia bajo comparado con el de otros países.

La propuesta de nueva regulación de la competencia es una reforma estructural clave, dado el rezago de México en este asunto , dijo Sicilia. BBVA estima que el PIB en México aumente 5% en el 2010.

[email protected]