La agencia calificadora Fitch Ratings cambió su pronóstico para Goldman Sachs a negativo desde estable , bajo el argumento de que las investigaciones regulatorias podrían golpear la reputación del banco, y su capacidad de generar ingresos.

Un pronóstico negativo indica que Fitch podría recortar la calificación de Goldman de A+ , el quinto grado de inversión, durante los próximos dos años.

La franquicia y la posición de mercado de Goldman son potencialmente vulnerables al escrutinio de los accionistas y, al igual que sus rivales, podrían ser afectados por la evolución regulatoria de la industria , dijo Fitch en un comunicado.

Goldman ha sido presionado, desde que el 16 de abril fuera acusado de fraude por la Comisión de Valores por la comercialización de un producto hipotecario de alto riesgo.

En una movida inusual, el banco reveló el lunes información sobre las varias demandas y disputas de accionistas que afronta.

Fitch cree que los cargos civiles hasta la fecha y la investigación criminal pendiente, junto con una audiencia muy pública en el Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado, generan publicidad adversa que afecta la reputación de Goldman , comentó la agencia.

La reputación es críticamente importante para las entidades de servicios financieros, que dependen de los mercados de capital, agregó Fitch.

Goldman tiene amplios recursos financieros para lidiar con eventuales multas sobre arreglos de la demanda de la SEC, aunque el banco estaría en mayor riesgo si es sujeto a un proceso criminal formal , indicó Fitch. Sin embargo, la agencia añadió que no cree que ese resultado sea probable.

Aunado a esto, el martes la entidad bancaria acordó pagar 450,000 dólares para resolver una acusación de los reguladores, donde aseguraban que violó un reglamento relacionado con la venta en corto de acciones entre el 2008 y el 2009.

[email protected]