El crédito de la banca para la adquisición de bienes duraderos decreció 8% anual a mayo del 2010, el cual registró un monto de 53,327 millones de pesos, mientras que en el mismo mes de un año antes, en plena crisis económica, la caída fue de 8.5% anual, esto de acuerdo a datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Este rubro está compuesto por el crédito automotriz y para la compra de bienes muebles principalmente, por lo que la caída del mes de mayo, refleja que aún existe una debilidad en la demanda para este tipo de financiamiento, al igual que la cautela de la banca para otorgar este tipo de crédito de mediano y largo plazo.

Para Adolfo Albo, economista para México de BBVA, la confianza del consumidor mexicano aún es muy débil, y estima que se presente una recuperación más sostenida hacia la segunda mitad del 2010.

Podemos esperar que la demanda interna se reactive hasta el segundo semestre del 2010, para entrar en una franca recuperación en el próximo año, debido a que aún la confianza del consumidor es baja , aseguró Albo.

Por su parte, Ignacio Deschamps, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), recientemente comentó que el sector bancario estima que el crecimiento total del crédito vigente alcance el doble dígito, sin embargo, seguiremos siendo responsables al otorgar cualquier crédito para que el cliente no caiga en morosidad, principalmente en el crédito al consumo , dijo.

De acuerdo a la CNBV, el crédito automotriz y el de bienes muebles representan el 95% del segmento de crédito para bienes duraderos, catalogado en el sector de financiamiento al consumo.

De esta forma, la CNBV detalló que del total de la cartera de crédito para bienes duraderos del sector, el 31% es de BBVA Bancomer, con un total de 16,591 millones de pesos, seguido por Scotiabank con un monto de 11,384 millones de pesos, lo que significa el 21.3% del mercado, y Banorte, con el 14.5% del segmento con una cartera de 7,758 millones de pesos al mes de mayo del 2010.

Así, entre los tres primeros bancos del segmento, concentran el 67% de la oferta de crédito para la compra de bienes duraderos en México, siendo que de los 40 bancos que participan en el mercado, sólo 9 tienen presencia en este segmento de crédito.

apr