París.- BNP Paribas, el mayor banco de Francia, quiere desprenderse de hasta 11,000 millones de dólares en créditos a compañías de gas y petróleo, y ha suscitado el interés de compradores canadienses, según dos fuentes bancarias con conocimiento del asunto.

Los bancos europeos han sufrido meses de problemas de financiamiento como resultado de la crisis de deuda de la zona euro y están presionando para deshacerse de activos en dólares con el fin de reducir sus hojas de balance y acumular capital.

BNP, que según un banquero abrió hace sólo un mes su libro de créditos a firmas de energía a posibles compradores, ha atraído el apetito de varios bancos en Norteamérica, en particular de Canadá, según varias fuentes.

"Se mencionó la cifra de 11,000 millones de dólares (...). Ciertamente existe interés de parte de Canadá", dijo un banquero familiarizado con el acuerdo.

"Nuestra percepción es que inevitablemente se va a partir en varios trozos", añadió.

Otra fuente dijo que además de los compradores canadienses, BNP había captado el interés de bancos estadounidenses como Wells Fargo y que había recibido ofertas con un descuento de menos de un 5 por ciento.

La venta fue reportada previamente por Financial Times, que citó a fuentes familiarizadas con la situación, que dijeron que la cartera de energía estaba en el mercado y que BNP estaba conversando con al menos tres posibles compradores, de los que no se mencionó el nombre.

El portafolio contiene créditos con un valor nominal de alrededor de 11,000 millones de dólares, dijeron las fuentes a FT.

BNP Paribas no quiso hacer comentarios.

Una fuente cercana al banco dijo a Reuters que el banco no iba a dejar el negocio de energía global y que seguía comprometido con dar créditos a clientes estratégicos en el sector.

El 18 de enero, Reuters reportó que BNP iba a vender activos existentes y que iba a reducir el crédito en cualquier otra divisa que no sea el euro en los próximos 15 meses, como parte de sus planes para aumentar su colchón de capital y para reducir su dependencia de mercados de financiamiento congelados, según un documento interno.

RDS