Los riesgos para la economía están inclinados a la baja y, si empiezan a materializarse, el Banco Central Europeo tomará medidas, dijo el miércoles el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, que añadió que el banco central podría elegir entre una variedad de medidas para restaurar la inflación.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo el martes que el BCE volvería a relajar la política monetaria si la inflación no se acelera, en una de las mayores reversiones en su mandato de ocho años que provocó la ira del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Tenemos un amplio abanico de instrumentos disponibles: Tenemos orientación a futuro, tenemos TLTRO (subastas de liquidez), tenemos la reinversión de los vencimientos de nuestros balances, por lo que existe una amplia gama de instrumentos que podríamos utilizar, y el alivio cuantitativo es parte de ellos", dijo De Guindos a la CNBC