El Banco Central Europeo reevaluará su programa de compra de bonos cuando éste se acerque a su final en el 2016 y está dispuesto a hacer más si es necesario para elevar la inflación hacia el objetivo de la entidad, mencionó el miembro del comité ejecutivo del BCE Benoit Coeure.

Pretendemos comprar bonos hasta septiembre del 2016, que son 19 meses, con un total de 1,140 millones de euros, que es la intención , dijo Coeure a periodistas al margen de una conferencia sobre bancos centrales en Budapest.

Sí, es un programa con final abierto, será reevaluado cuando nos acerquemos a septiembre del 2016 y si nuestro objetivo de lograr una convergencia sostenida hacia 2% (de inflación) a medio plazo no se ha alcanzado, haremos más , agregó.

Coeure declinó además comentar sobre Grecia en detalle y dijo que había conversaciones políticas en curso entre el nuevo Gobierno y sus socios europeos.

mfh