El Banco Central Europeo (BCE) ya ha ido más allá de sus capacidades para apoyar el crecimiento en la zona euro, estimó Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, ante diputados europeos en Estrasburgo, Francia.

El BCE ha ido más allá de lo que se puede razonablemente esperar en materia monetaria, tiene una posición muy acomodaticia en su política monetaria, sostuvo Dijsselbloem ante el Parlamento Europeo.

El pasado 3 de diciembre, el Banco Central redujo aún más sus tasas directoras y amplió su programa de compra masiva de deuda pública.

Dijsselbloem apeló a la responsabilidad de los gobiernos europeos para que sean éstos los que estimulen la economía del continente.

Les corresponde ahora asumir sus responsabilidades a los políticos a nivel nacional y europeo. No es ‘o nacional o europeo’ sino a ambos niveles, puntualizó.

UE defiende garantía de depósitos bancarios

Altos mandatarios de la Unión Europea (UE) consideran que la garantía de depósitos bancarios es el pilar pendiente en la creación de la unión bancaria europea y con ella se rompería el círculo vicioso entre deuda soberana y riesgo y se afianzaría la recuperación económica de la UE.

¿Qué puede ser más urgente que proteger los ahorros de nuestros ciudadanos y reforzar su confianza en el sistema bancario? , preguntó de manera retórica Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea (CE), ante el Parlamento.

Sin embargo, hasta ahora sólo se han completado la implementación de los otros dos pilares: el fondo de resolución bancaria y el supervisor bancario único.

Compartir riesgos privados es tan importante como compartir los riesgos públicos , argumentó también Dijsselbloem.

El jefe de fila de la zona del euro sostuvo que la conclusión de la unión bancaria es actualmente más importante para la recuperación económica que cualquier otro proyecto .

La experiencia de la UE muestra que integrar los mercados financieros puede absorber la mayor parte de los choques económicos asimétricos. Por eso, el desarrollo de la unión bancaria debería ser una prioridad , afirmó.

No obstante, resaltó que una mayor integración debe ir de la mano de una mayor rendición de cuentas, una mayor legitimidad y un mayor refuerzo institucional, tanto en lo que afecta a políticos nacionales y europeos .

Dijsselbloem y Juncker también coincidieron en la necesidad de mantener la política de reformas estructurales e inversión, ya que la crisis no se ha superado , en visión de ambos.

mfh