El Banco Central Europeo (BCE) estudiará una rebaja de su tasa de depósito, así como cambios a su programa de compra de activos, para lograr su objetivo de inflación, afirmó Ignazio Visco, miembro del Consejo de Gobierno de la entidad.

Debe mantenerse un grado apropiado de expansión monetaria para cumplir nuestro mandato , explicó Visco.

Esto podría implicar, como se indicó, un cambio en el tamaño, la composición y la duración del APP (Programa de Compra de Activos, por sus siglas en inglés). La posibilidad de rebajar una vez más la tasa de interés a los depósitos también será analizada , agregó.

Compra de bonos de ciudades y regiones

Por lo anterior el BCE está evaluando la compra de bonos de ciudades como París y regiones como Bavaria, según fuentes con conocimiento de una posible ampliación del programa de estímulo de más de 1 billón de euros de la entidad financiera.

Esta compra de deuda regional podría formar parte de una serie de medidas a llevar a cabo en los próximos meses, aunque una de las fuentes señaló que hay poco tiempo para un lanzamiento total en diciembre y que sería más probable en marzo del 2016. El BCE se negó a realizar comentarios sobre el tema.

Pese al programa de alivio cuantitativo de compra de bonos, sobre todo estatales, que el BCE inició este año, la economía de la zona euro está creciendo apenas modestamente y el banco central está considerando de manera urgente qué más puede hacer para mejorar la expansión y alentar la estancada inflación.

Como parte de los preparativos para el encuentro de política monetaria que se llevará a cabo el 3 de diciembre, funcionarios del Banco Central ahora están evaluando si -y cómo- extender su lista de compras a bonos municipales emitidos, por ejemplo, por Madrid o Mainz, o por uno de los estados que componen a Alemania.

Hay grandes mercados, como España e Italia. Francia tiene un mercado bien desarrollado , señaló una de las fuentes.

Según datos de Thomson Reuters IFR, hay en circulación casi 500,000 millones de dólares en títulos emitidos por ciudades y regiones europeas. Las regiones vendieron más de 76,000 millones de dólares en bonos el año pasado.

La ciudad de París, por ejemplo, ha tomado crédito por 4,000 millones de euros (4.300 millones de dólares) en total a través de este tipo de bonos.

Una de las fuentes recalcó que si bien algunas ciudades eran riesgosas, tenían el respaldo de los gobiernos centrales. Algunas ciudades en España o Italia están arruinadas. Pero una ciudad siempre estará en pie , indicó. Alguien siempre pagará la deuda. Tienen el respaldo del Gobierno y la capacidad de aumentar los impuestos , finalizó.

mfh