El expresidente de BBVA, Francisco González, declaró el lunes durante dos horas y media en la Audiencia Nacional de España, en la pieza separada que investiga la relación de BBVA con el excomisario de policía José Manuel Villarejo.

Tras la declaración, donde González respondió a las preguntas del juez y fiscal, no se han tomado medidas cautelares.

En el auto de imputación a BBVA, el juez Manuel García Castellón apuntó a la cúpula de BBVA por consentir los contratos con Villarejo. Sospecha que la entidad no activó los controles oportunos para evitar la corrupción personal de sus directivos. El juez investiga a Francisco González por los presuntos delitos de cohecho y descubrimiento y revelación de secretos.

A la salida del juzgado, Francisco González declaró ante los medios de comunicación ahí presentes su interés por colaborar con la justicia y que, por ello, contestó con “toda claridad y transparencia” a todas las preguntas que le han formulado.

“No puedo dar detalles porque la pieza está bajo secreto de sumario, pero, una vez que termine esta investigación, quedará muy claro que el Grupo BBVA y los directivos trabajaron siempre de una manera íntegra y ejemplar”, señaló el expresidente de la entidad, que ha agregado que podría existir alguna “conducta irregular de carácter individual que en este momento desconozco”.

El exbanquero ha reafirmado que se enteró por la prensa en mayo del 2018 del contrato de BBVA con Cenyt, la empresa vinculada a José Manuel Villarejo, y que decidió abrir una investigación interna. “BBVA es una gran institución internacional, enormemente respetada, que trabaja en beneficio no solamente de sus clientes y accionistas, sino que también presta servicios relevantes a la sociedad”, ha afirmado González.

El expresidente de BBVA llegó a la Audiencia Nacional acompañado de Jesús Santos, socio director de Penal de Baker McKenzie, que dirigirá su defensa en el caso. González respondió a las preguntas del juez y de los fiscales entre las 10:30 de la mañana y la 1:00 de la tarde.

El juez también citó como investigados por los mismos delitos para mañana, entre otros, a Juan Asúa, mano derecha del presidente actual de BBVA, Carlos Torres, y Eduardo Arbizu, responsable de Control Interno hasta julio.

La ronda de las nuevas citaciones culminará el miércoles con la esperada declaración de BBVA, que se ha aplazado en dos ocasiones. El banco está dispuesto a contestar al juez para esclarecer los pagos a Cenyt entre el 2004 y el 2017, por unos 10 millones de euros.

Francisco González declaró durante más de dos horas

• Se investiga la relación entre el excomisario José Manuel Villarejo y el expresidente de BBVA, Francisco González, por blanqueo de capitales y sobornos. El excomisario está implicado en el caso Tándem, en el que aparecen servicios prestados a través de la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, y durante la presidencia de González.

• El excomisario Villarejo está en la cárcel desde noviembre del 2017.

• BBVA inició la investigación interna en el 2018, aún con González en la presidencia.