Dado que el discurso proteccionista en materia comercial con que inició la administración, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se ha moderado; BBVA Bancomer ve una situación menos preocupante que hace dos meses para la economía mexicana, e incluso considera que ha aumentado la probabilidad de que obtenga resultados positivos.

hoy en día, el pronóstico de BBVA Bancomer para la economía mexicana es que crezca 1.0 por ciento. Sin embargo, el director del banco, Eduardo Osuna, adelantaba hace un par de semana que si los datos positivos de los primeros meses seguían a lo largo del año, es probable que muevan al alza su expectativa.

En un documento especial, BBVA Research, el área de estudios económicos del banco, indica que parece que el tono más conciliador empleado por la administración Trump durante los últimos dos meses con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y México, ha aumentado la probabilidad de que la economía mexicana obtenga resultados positivos.

En nuestra opinión, han influido varios factores. Por un lado, los interesados en el sector privado estadounidense han manifestado sus preocupaciones por las posibles medidas proteccionistas (...) por otra parte, dentro de la administración Trump, algunos moderados proclives al comercio parecen estar ganando peso en las últimas semanas y están desempeñando un papel más importante en las conversaciones sobre la renegociación del TLCAN , precisa.

Agrega: También es importante destacar que el gobierno se centró en derogar el Obamacare al inicio de la administración, lo que ha retrasado la agenda política comercial estadounidense y la reforma fiscal, dando un respiro a los activos de los mercados emergentes, en especial al peso mexicano .

BBVA enfatiza que, en general, la situación parece ser menos preocupante que hace dos meses, pues los últimos indicios apuntan a un resultado más positivo. La probabilidad de obtener un resultado negativo parece estar disminuyendo paulatinamente a medida que aumentan las señales moderadas. Seguimos creyendo que es poco probable un resultado en el que se dañe la relación industrial bilateral y ahora creemos que es menor de lo que era hace dos meses .

No obstante aclara que, debido a la incertidumbre, este año se verá una contracción en la inversión.

El banco destaca que los mercados han tomado nota de esto, dado que el peso se ha apreciado de forma constante desde que superó los 22 pesos por dólar, pues la percepción y la atención del mercado se han trasladado progresivamente de lo que probablemente podría salir mal a lo que podría salir bien.

De este modo, añade, el tipo de cambio ha descendido por debajo de los 19.0 pesos por dólar.

Asimismo, detalla que aunque el principal motor del peso sigue guardando relación con el comercio y las políticas fiscales estadounidenses, también obtuvo el respaldo del programa de cobertura de tipos de cambio de 20,000 millones de dólares anunciado por el Banxico el 21 de febrero.

En este sentido, BBVA Research ve dos escenarios posibles para el tipo de cambio: uno en el que el peso se debilite drásticamente en caso de que fracasen las renegociaciones del TLCAN, y aquí ve que el dólar alcance los 23 pesos, aunque cree que éste tiene 30% de posibilidades; y otro en el que el nuevo tratado no dañase la relación comercial con Estados Unidos, con lo que el dólar alcanzaría niveles cercanos o inferiores a los 18.0 pesos.

En cualquier caso y aunque se produzca este resultado positivo tanto del TLCAN 2.0, como de reforma fiscal estadounidense, una apreciación más permanente a niveles consistentes nuestro tipo de cambio de equilibrio no se materializará en el 2017, ya que la renegociación del TLCAN probablemente lleve mucho más tiempo , ahonda.

eduardo.juarez@eleconomista.mx