BBVA admite la dificultad que tiene la banca online para captar clientes de la competencia. El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, reconoció que la banca digital centra su radio de acción en los clientes propios y lamentó que no se aproveche la capacidad tecnológica para atraer nuevos usuarios.

“Los bancos no sabemos cómo llegar a ese cliente que no conocemos. Cuando una persona lleva 10 años con nosotros, sabemos cómo ofrecerle productos. Pero no tenemos sistemas que nos permitan atraer a posibles clientes que buscan, por ejemplo, una hipoteca”, explicó Genç durante su intervención en el XV Encuentro del Sector Bancario, organizado por IESE y EY.

Durante su exposición, el consejero delegado de BBVA destacó que es “muy difícil” que un usuario cambie de banco. “El cliente no busca un banco distinto todos los días. Sabemos que hay muchas personas que dedican más tiempo al móvil que a la televisión, pero cuando están con el móvil miran las redes sociales, compran, pero no buscan un banco. Tenemos que ver cómo encajar en esta realidad, cómo atraer a nuevos clientes usando el marketing, a través de ecosistemas o analizando datos para llegar a ese cliente idóneo”, indicó Genç, según informó Servimedia.

BBVA es la entidad española que más se ha volcado en su transformación digital. De hecho, más de la mitad de los clientes del grupo ya usa canales móviles, según datos actualizados a octubre.

Garanti BBVA, la filial en Turquía de la que procede Genç, se mantiene como la unidad pionera en este sentido, 66.1% de sus clientes utiliza el móvil para acceder a los servicios bancarios y de asesoramiento online. En España, el nivel de adopción móvil también ha superado este punto de inflexión, con 56.4% de clientes que usa la aplicación de banca móvil de BBVA. Las unidades de Estados Unidos, Argentina y Venezuela también han logrado estos objetivos.

El grupo prevé que la mayoría de filiales supere 50% de usuarios que utiliza canales móviles a lo largo del próximo año. En México, la locomotora del grupo, los clientes móviles suponen 42% del total.

Además del reto de la transformación tecnológica, el consejero delegado de BBVA situó las tasas de interés negativas como el principal desafío de la banca.

“Los tasas van a menos y como se suele decir parece que van a ser negativas por siempre”, advirtió, para después explicar que cada punto base negativo en el Euribor, índice al que está referenciada la mayoría de hipotecas en España, supone millones de euros en el resultado bruto.