Madrid.- BBVA, el segundo mayor banco de España, anunció un incremento del 0.2% en sus ganancias trimestrales, con lo que superó las expectativas del mercado, gracias a la diversificación de su modelo de negocio y al control de la tasa de morosidad.

La utilidad neta de 1,240 millones de euros superó los 1,143.3 millones estimados por los analistas en un sondeo de Reuters.

El banco cerró el primer trimestre del 2010 con una morosidad del 4.3%, la misma tasa que a finales de 2009, y también se mantuvo estable en España, en un nivel del 5.1 por ciento.

"El mensaje de calidad crediticia empieza a ganar consistencia. Tras el importante incremento del ratio de mora visto en el cuarto trimestre que no gustó al mercado, éste trimestre se ha caracterizado por la ausencia de sorpresas", destacó Banesto Bolsa en su informe sobre resultados.

El banco dijo que la estabilidad en la gestión del riesgo era especialmente perceptible en los mercados que más han sufrido durante la crisis como España, México y Estados Unidos.

Las pérdidas por deterioro de activos financieros del banco se situaron al finalizar el trimestre en 1,078 millones de euros, desde los 916 millones de euros del primer trimestre de 2009.

Las provisiones del trimestre ascendieron a 170 millones de euros, desde los 104 millones del mismo trimestre del 2009.

Analistas también destacaron como un factor positivo de las cifras del banco el incremento del 74% a 633 millones de euros en los resultados por operaciones financieras.

"Los resultados por operaciones financieras y una acertada estrategia de diversificación han ayudado a unas sólidas cifras en general del BBVA en este trimestre", dijo Javier Bernat, analista de Caja Madrid.

Diversificación geográfica

Todas las áreas de negocio de BBVA tuvieron un buen rendimiento. España y Portugal añadieron 587 millones de euros a los resultados, México aportó 347 millones de euros, América del Sur 233 millones de euros, Estados Unidos 54 millones de euros y gestión de patrimonio 284 millones de euros.

BBVA incrementó sus ingresos en el trimestre un 8.4% a 5,301 millones de euros, por encima de las previsiones de 5,001.2 millones de euros.

BBVA añadió que el margen de intereses subió un 3.5% a 3,386 millones de euros, frente a previsiones que apuntaban a 3,370.8 millones.

Por su parte, el margen de explotación avanzó un 12.9% a 3,183 millones de euros.

Los ejecutivos del banco volvieron a reiterar la disposición del banco para estudiar oportunidades de adquisiciones tanto en Estados Unidos como en España y no quisieron pronunciarse sobre si el banco podría estar interesado en las oficinas que RBS ha puesto a la venta.

No obstante, Cano volvió a insistir en que era imprescindible contar con masa crítica suficiente en los mercados donde quisiera expandirse para crear valor para el accionista.

El grupo bancario mejoró en este trimestre su ratio de capital estructural al 8.1% desde el 8% de diciembre de 2009.