El grupo BBVA destacó el viernes la solidez del negocio de su filial mexicana, que contribuyó a los resultados del 2017, positivos en su cuenta financiera y proceso de transformación digital.

El presidente del banco, Francisco González, y el consejero delegado, Carlos Torres Vila, encabezaron la Junta General de Accionistas 2018 en Bilbao, norte de España, donde destacaron las principales líneas de crecimiento.

El BBVA obtuvo en el 2017 una ganancia atribuida de 3,519 millones de euros (unos 4,525 millones de dólares), que fue 1.3% más que en el 2016, y en México reportó 2,162 millones de euros (unos 2,657 millones de dólares) de ganancia, 12.7% más que el año anterior.

“En México, BBVA continúa siendo líder indiscutible en el mercado bancario, obteniendo otro año más muy buenos resultados”, explicó Torres Vila.

Indicó que el resultado se debe al crecimiento en todas las líneas de actividad, que le permitió aumentar el margen bruto 8.0 por ciento.

El negocio financiero en México reportó un aumento de la inversión crediticia en 5.5% respecto del año anterior, y la gestión de recursos de clientes creció 11.4 por ciento.

El consejero delegado resaltó que mejoró el segmento de saneamientos y el costo del riesgo (la morosidad en 2.3%) se mantiene por debajo de la expectativa.

“Como conclusión podemos hablar, un año más, de un excelente ejercicio en México”, precisó.

“En México un año más, vemos solidez en toda la cuenta, en línea con lo que hemos visto en el año 2017, y lo que habíamos visto en el 2016, y en años anteriores”, añadió respecto a las perspectivas del 2018.

Por su parte, el presidente del banco resaltó que la perspectiva de crecimiento económico de México en el 2018 es de 2.0%, en un contexto de 2.7% promedio en los países en que BBVA está presente.

En términos generales, el banquero subrayó que el otro avance del 2017 ha sido el proceso de transformación digital, ya que este año más de 50% de los clientes en todo el mundo van a ser digitales.