Madrid.- El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) deberá proveer 1,800 millones de dólares (casi 2,300 millones de dólares) para cumplir con las exigencias de la nueva Ley sobre saneamiento bancario aprobada el pasado viernes.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco precisó sus medidas ante la nueva medida emitida por el gobierno español que amplía los fondos de provisiones a cubrir ante los activos inmobiliarios que tiene la banca.

Para BBVA el impacto en resultados del reconocimiento contable de dichas coberturas se estima en aproximadamente 1,300 millones de euros (casi mil 600 millones de dólares), netos de impuestos.

Señaló que este impacto se reflejará en los estados financieros del Grupo BBVA a 31 de diciembre de 2012, y se absorberá gracias a la recurrencia, diversificación y resistencia de sus resultados .

Del total de provisiones, 800 millones de euros (casi mil millones de dólares) para financiamiento de suelo; 350 millones de euros (casi 450 millones de euros) para financiar obra en curso.

Asimismo, 300 millones de euros (380 millones de dólares) para financiamiento de obra terminada, y 350 millones de euros (casi 450 millones de dólares).

Apuntó que esos impactos supondrán una reducción de 38 puntos básicos de los ratios de capital del grupo, aunque no tendrán impacto en el capital económico y no alteren la política de dividendos.

apr