Los directivos de BBVA recibirán 15.1 millones de acciones, valoradas en unos 79 millones de euros, como retribución variable por la evolución del banco en el 2010 y el año pasado. Para este ejercicio, el programa de retribución asciende a títulos valorados en 96.6 millones de euros.

Es común que los bancos diseñen planes de retribución variable -conocidos en la jerga financiera como bonus- para incentivar el logro de objetivos a medio plazo de los directos. Su cobro tendrá lugar, o no, en función de la comparación con sus rivales. La buena noticia es que las grandes entidades financieras españolas tienen margen para presumir frente a la mayoría de sus competidores.

La entidad que preside Francisco González tenía que quedar en buen puesto comparado con algunos de sus rivales, entre los que se encuentran Santander, BNP Paribas, Deutsche Bank, Société Générale, Barclays, Citigroup, JP Morgan o Bank of America.

De acuerdo con los parámetros utilizados, BBVA quedó en el puesto número cuarto, de manera que premiará con un total de 6.44 millones de acciones a sus directivos por el mencionado plan. Inicialmente, el número de beneficiarios ascendía a 1,963 personas. La reciente caída del banco en la Bolsa (17% en el 2012) reduce el valor del bonus hasta unos 33.6 millones de euros, según el cierre de BBVA a 5.219 euros por acción.

En todo caso, recibir esta retribución tiene mérito, puesto que el incentivo se refiere a los ejercicios del 2010 y el 2011, cuando la entidad retrocedió en la Bolsa 36.6 y 9.8%, respectivamente. Originalmente, eso sí, el plan incluía el reparto de hasta 7 millones de acciones.

Francisco González, presidente del banco, será premiado con un total de 210,000 acciones; su consejero delegado, Ángel Cano, con 180,000 títulos; el resto de miembros del Comité de Dirección recibirá 770,000, mientras que el resto de beneficiarios se hará con 5.28 millones de acciones.

OTRO PLAN

Al mencionado plan del 2010 y del 2011 se une otro diseñado exclusivamente para el año pasado, en el que, además de la evolución de la acción más los dividendos, se tiene en cuenta el beneficio retribuido de la entidad y el beneficio económico añadido recurrente del grupo.

En el informe anual del pasado ejercicio, se informa que se distribuirán un total de 8.70 millones de títulos (valorados en 45.4 millones de euros, según su actual cotización), cuando el máximo previsto era de 17.5 millones.

En las condiciones iniciales del programa, aprobado en la junta celebrada en marzo del 2011, se especificaba que la liquidación se produciría en el primer trimestre de este año. Así, con ambos programas, los directivos de BBVA recibirán en total 15.14 millones de acciones.

En alianza informativa con CincoDías.com