El optimismo hacia México, de parte de diferentes sectores, continúa. Para el Grupo Financiero BBVA Bancomer, el repunte de la economía mexicana ya ha comenzado, tras un año de desaceleración en el que apenas se rebasó 1% de crecimiento.

En su reporte Situación México , el banco modificó su perspectiva de crecimiento del PIB para este año, de 3.1% que tenía en su último pronóstico, a 3.4 por ciento.

Arnoldo López, economista principal de análisis macroeconómico México de BBVA Bancomer, explicó que esta previsión se sustenta en que, en el tercer trimestre del 2013, ya hubo una recuperación del sector manufacturero, empujado principalmente por el sector automotriz. Asimismo, dijo, se espera un repunte en Estados Unidos; mayores flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) y, desde el último cuarto del año pasado, ya se registra un mayor gasto público.

Pese a ello, sostuvo, la aceleración de la economía mexicana será gradual, ya que primero deberá fortalecerse el empleo para impulsar el consumo; aumentar la inversión, apoyada por el brazo público, y acelerar el ritmo de la demanda externa. En suma, después del lento crecimiento en el 2013 estimado en 1.2%, esperamos un repunte para el 2014 a 3.4 por ciento . Este pronóstico no contempla aún los beneficios de las reformas estructurales.

El especialista de BBVA Bancomer destacó que, a pesar de sus rezagos, México tiene una economía atractiva para las inversiones, consecuencia de que hay una política macroeconómica prudente y estable; de que es un país con apertura comercial; de que se han aprobado reformas estructurales; por el tamaño del mercado y por la integración con Estados Unidos.

Además, está mejor posicionado que la mayoría de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), por lo que las reformas podrían situarlo en una posición muy competitiva y generar un crecimiento económico elevado , afirmó.

López indicó que aunque el ciclo económico global está mejorando, los eventos que representarían un riesgo de impacto en el crecimiento mundial en caso de concretarse son: una mayor salida de capitales de otros países emergentes; ajustes en China, y en la zona euro, inestabilidad política y deflación.

Después de la desaceleración del año pasado, el repunte de la economía mexicana ha comenzado. México parte de una situación favorable para que las reformas hagan un país muy competitivo, por lo que el 2014 podría ser el año en que se sienten las bases de un crecimiento mayor en los próximos años , argumentó Carlos Serrano, economista en jefe para México de BBVA Research.

NO PREVÉ EFECTOS ?SECUNDARIOS EN INFLACIÓN

El especialista de BBVA Bancomer mencionó que, como se esperaba, la inflación repuntó al arranque del año por efecto de los nuevos impuestos contenidos en la reforma fiscal. Sin embargo, aclaró que el banco no prevé efectos de segundo orden en un contexto de elevada holgura económica , aunque reconoció que habrá que estar vigilantes con los precios de los servicios.

En este sentido, Serrano estimó que la inflación cerrará el 2014 en 3.9%, pero aclaró que la probabilidad de que se ubique entre 4 y 4.5% es mayor a 30 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx