El grupo BBVA incrementó su estimado de crecimiento del PIB mexicano para este año, pasando de 4.3% a 4,7%, debido a una serie de variables económicas estables como la inflación y el precio del petróleo.

México está teniendo una serie de acontecimientos positivos de corto plazo, como el incremento del precio del petróleo, mientras que factores básicos como la inflación y el empleo siguen con tendencias estables y positivas , aseguró Julián Cubero, analista de BBVA Research.

Esta modificación de las perspectivas de crecimiento de México por parte de BBVA se une al alza del pronóstico del Banco de México el pasado 11 de mayo, dejando su estimado en 4.8% anual, mientras que el FMI lo situó en 4.6 por ciento.

BBVA Research estima que el incremento en el precio de petróleo significará mayores ingresos públicos de aproximadamente 1.4 puntos del PIB en el 2011 y 0.1 puntos en el 2012.

Dado que éste es un evento temporal y cíclico, el especialista de BBVA consideró que es recomendable incrementar el porcentaje de ahorro de ingresos provenientes de la venta de energéticos, lo que puede ayudar a que en momentos de baja liquidez en los mercados o en proyectos de inversión de grandes magnitudes, el estado tenga la posibilidad de utilizar dichos recursos.

No obstante, el área de análisis de HSBC México consideró recientemente que el alza en los precios internacionales del petróleo en los últimos dos meses beneficia a México siempre y cuando estos precios no afecten el crecimiento de la economía norteamericana, ya que esto impactaría negativamente la recuperación económica del país.

Si el precio del petróleo mantiene un nivel anual promedio de cerca de 100 dólares por barril para el WTI o 105 dólares por barril para el Brent, la economía mexicana debería beneficiarse.

Sin embargo, existen ciertos riesgos si estos precios siguen aumentando , aseguró Sergio Martín, economista de HSBC México.

Por su parte, el grupo BBVA Bancomer sitúa un nivel inflacionario de 4% para todo el 2011 debido a una demanda interna aún débil y a salarios reales bajos.

CON UNA REFORMA

RECOMIENDA BBVA RETIRAR EL SUBSIDIO A GASOLINAS

El subsidio a las gasolinas en México debe retirarse ya que es un costo fiscal muy importante. Esta acción debe ir acompañada de una reforma fiscal integral, que permita redirigir estos recursos hacia apoyos directos en la población con menores recursos, consideró Julián Cubero, economista de BBVA Research,

En economía, todo tiene un costo, si bien puede afectarse de forma temporal el incremento de precios para la población retirando los subsidios a la gasolina, esto se compensa con la posibilidad de canalizar recursos del gobierno federal a obras de infraestructura necesarias para el crecimiento y apoyos directos a las personas de bajos ingresos", aseguró el especialista.

El grupo financiero indicó que como porcentaje del PIB, el subsidio a gasolinas implicó una pérdida de recaudación de 1.8% en el 2008, cercana a cero en el 2009 y equivalente a 0.4% en el 2010. De esta forma, la cuantificación del cambio en el monto de este subsidio o transferencia a raíz de la nueva perspectiva de precios, estima que implicará un costo para el erario federal de 0.8% del PIB en el 2011 y 0.3% en el 2012. BBVA dijo que el impacto que tiene el subsidio a las gasolinas en el ingreso de las familias, representará un punto porcentual en el ingreso personal disponible de los hogares en el 2011.

[email protected]