Lo reconoció hace poco más de un mes en México el presidente del español BBVA, Francisco González: La industria bancaria se ha quedado obsoleta . Es precisamente este banco, a raíz de la irrupción de otras empresas de base tecnológica en el negocio financiero, uno de los que más le ha apostado a invertir en nuevas tendencias e impulsado de forma importante a las fintech a nivel global.

En México no es la excepción. Al menos en los últimos dos años su unidad BBVA Bancomer ha empujado de forma importante nuevas soluciones en beneficio del cliente; ha creado incluso un centro de innovación tecnológica, y trabajado de la mano con empresas fintech.

Más que como competencia (vemos a las fintech) como algo complementario a lo que hacemos. Parte del trabajo que estamos haciendo en el área de innovación es precisamente promover el ecosistema fintech en México; entendiendo qué es lo que están haciendo estas empresas, relacionándonos con ellos; viendo qué tecnologías están desarrollando; qué propuestas de valor están teniendo, y que esto pueda complementar la propuesta de valor del propio banco , dijo Carlos López Moctezuma, director de innovación e inclusión financiera de BBVA Bancomer.

En entrevista, explicó que parte de promover el ecosistema fintech es invertir en este tipo de empresas, ya sea comprando algunas (en otros países), realizando pilotos de productos y ofreciendo servicios de manera conjunta hacia clientes del banco.

Refirió que, al igual que en otros sectores económicos, en el financiero han surgido empresas con propuestas de valor interesantes que resuelven problemas añejos del cliente o le mejoran su experiencia de uso para realizar transacciones que van desde pagos hasta otras más complicadas.

Tener un pensamiento arcaico en el sentido de pensar que los bancos por sí solos pueden desarrollar todo o lo único que le van a ofrecer a sus clientes, pues, yo creo que sería un poco arrogante. Entonces hay que entender que estas empresas pueden proveer valor también y es importante trabajar con ellas, relacionarse con ellas , destacó.

López Moctezuma considera que estas firmas no son una amenaza para el sector, pero advirtió que los bancos que no se transformen o no se adapten a estas nuevas tendencias probablemente se queden fuera.

El banco que trabaje de esta manera, que se enganche en este ecosistema, que trabaje con estas startups, que las promueva, que invierta en ellas, que las compre, que también genere sus propios productos de una manera distinta, ésos son los bancos que van a quedarse con este negocio de servicios financieros hacia delante .

En el caso de México, afirmó que hasta el momento BBVA no ha comprado ninguna fintech, sino que más bien trata todavía de entenderlas, conocer sus propuestas de valor y saber de programas piloto para los clientes.

Por supuesto la parte de inversión o adquisición de esas empresas es parte de la estrategia global del grupo, aunque hoy, en la fase que están las startups en México, estamos en una etapa mucho más de colaboración, más allá de que vayamos a comprar una aquí. Creo que hay muchas cosas que tenemos que explorar, validar sus modelos de negocio, entender si los productos que ellos tienen son exitosos o no , enfatizó.

Prueba de este trabajo es que BBVA impulsa (también en México) el concurso Open Talent sobre desarrollo de startups, aunque cada vez más enfocadas al rubro de tecnologías financieras.

El directivo de Bancomer ve bien una posible regulación para las fintech en México (como ya se tiene en otros países), pero afirmó que ésta debe hacerse con mucho cuidado para, dijo, no generar arbitrajes regulatorios.

Para que las actividades que se puedan hacer con base en esta regulación, todos los que la apliquen, ya sean bancos o no bancos, tengan el suelo parejo, las mismas reglas ante mismas operaciones. Reglas similares para no crear arbitrajes que beneficien más a un participante o a otro , concluye.

eduardo.juarez@eleconomista.mx