El combustible está asociado a diversas cadenas comerciales y de valor, por lo que es relevante que se atienda el problema de abasto para evitar un impacto en la economía, señaló el economista en jefe de BBVA Bancomer, Carlos Serrano.

Durante la presentación del informe “sector sectorial regional México”, destacó: “Desconocemos cuánto puede durar esta situación, pero si tuviese una duración mayor a la que estamos viendo, habría efectos; en experiencias que hemos visto en otros países, cuando hay problemas similares prolongados, sí se dan afectaciones importantes a la economía”.

Expuso en conferencia de prensa que hasta ahora se prevé que la economía mexicana avance 2.0% en 2019, un año en el que se espera que los servicios financieros y los seguros, así como las telecomunicaciones, sean los que más crezcan, con niveles de 9.9 y 7.6%, respectivamente.

El experto calificó de positivas las acciones para impulsar al sector financiero que se dieron a conocer este martes en México por parte de las autoridades financieras.

“Vemos de forma muy positiva lo que se anunció; creemos que son una serie de medidas que en primer lugar van a apoyar a la inclusión financiera, también van a ayudar a desincentivar el uso del efectivo, es algo que debe perseguirse en este país, si se logra una reducción sustancial del uso de efectivo se va a lograr una reducción en los niveles de corrupción, el crimen y la evasión fiscal”, apuntó.

Consideró que, de manera específica, el mecanismo de cobros digitales y pagos a través del teléfono móvil incidirá de manera importante en una reducción en el uso de efectivo, lo cual es favorable, lo mismo que dar facilidades para que los jóvenes a partir de 15 años abran una cuenta.

“No solamente las medidas de ayer están encaminadas a fortalecer esta inclusión y reducir el uso de efectivo, sino que también hay medidas que son positivas para el mercado de valores, en particular el tratamiento fiscal para las ofertas públicas iniciales”, afirmó.

Opinó que estas medias complementan los cambios aplicados con la reforma financiera de 2014, y en conjunto, podrán ayudar a lograr que más personas usen servicios financieros.