A pesar de la difusión que se ha hecho sobre el ahorro voluntario, durante el 2014, las administradoras de fondos para el retiro (afores) que menos aportaciones acumularon por este concepto fueron Azteca, Coppel e Invercap, de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Afore Azteca logró acumular 43,500 pesos, lo que representó un crecimiento a tasa anual de 83.65 por ciento. A su paso, le sigue Coppel, que registró ahorros voluntarios por 269,600 pesos; lo que se tradujo en un aumento de 94.43% respecto del 2013.

En el caso de la afore Invercap, el ahorro voluntario ascendió a 511,700 pesos, lo que representó un crecimiento a tasa anual de 40.76 por ciento.

Al cierre de noviembre del 2014, entre las 11 afores que integran el mercado, registraban 25 millones 445,700 pesos, lo que significó un crecimiento de 43.27% respecto del mismo periodo pero del 2013.

XXI Banorte se ubicó como la administradora que más ahorro voluntario acumuló, pues a noviembre del 2014 registraba 9 millones 373, 400 pesos, lo que representó 36.83% del total. Mientras que Azteca, Coppel e Invercap, juntas, apenas representan 3.24% del total del ahorro voluntario.

La Consar indica que el ahorro voluntario es indispensable para incrementar la tasa de remplazo de los jubilados, pues la aportación de 6.5% que realizan mensualmente de su sueldo es insuficiente, el ahorro voluntario le genera un valor adicional a la pensión que recibirá.

Impulsan el ahorro

A finales de septiembre, la Comisión lanzó un programa para facilitar las aportaciones de ahorro voluntario, las cuales ya se pueden hacer en todas las tiendas de conveniencia de la cadena 7-Eleven, a partir de 50 pesos. Además, adelantó que a lo largo de este año propondrán a otras cadenas incluir estos servicios para facilitar a las personas aportar de manera voluntaria a su cuenta de ahorro para el retiro.

Estas aportaciones no tienen un cobro para los usuarios, las afores son las que pagan 6% por cada aportación que se realice.

De acuerdo con un estudio de BBVA Bancomer, el ahorro voluntario a largo plazo cobrará cada vez mayor importancia ante el crecimiento demográfico y el incremento de los ingresos de las personas más jóvenes. Indica que en México se observa un avance en el nivel educativo de la población con edades más jóvenes con respecto a las generaciones anteriores.

Las generaciones más jóvenes tendrán mayor nivel educativo que las generaciones de mayor edad. Esto indicaría que en un futuro se incrementará la probabilidad de que los más jóvenes tengan un mayor ingreso en el futuro, lo que derivaría de una mayor cultura financiera y de prevención .

Destaca que el ahorro a largo plazo permite a los individuos mantener un poder adquisitivo estable durante las diferentes etapas de su vida, incluso en la etapa de jubilación, lo cual es muy importante dadas las tendencias demográficas globales, que apuntan a un mayor envejecimiento poblacional y a una mayor esperanza de vida.

Actualmente, los riesgos y costos de financiar el retiro recaen en mayor medida en los individuos y en sus familias, y es por esto que el ahorro voluntario a largo plazo cobrará cada vez mayor importancia.

Para motivar el ahorro voluntario, los gobiernos pueden establecer incentivos fiscales tanto a las aportaciones como al cobro de los beneficios .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx