La Comisión Europea (CE) autorizó al banco español Santander y a la sociedad estadunidense de servicios financieros Elavon adquirir el control conjunto de una sociedad de riesgo compartido creada recientemente.

La decisión supone que la nueva joint venture, activa en la prestación de servicios de pagos con tarjeta, principalmente en España, no creará problemas de competencia para el sector en la Unión Europea.

Bruselas recordó que el Banco Santander es un grupo bancario y financiero internacional activo en la banca minorista, la gestión de activos, la banca corporativa y de inversión, y los seguros.

Por su parte, Elavon Financial Services Limited es una subsidiaria del grupo bancario U.S. Bancorp y está especializada en la prestación de servicios de pagos con tarjeta.

RDS