El crédito vigente otorgado por el sector bancario privado creció 7.7% anual al cierre a diciembre del 2012, con un saldo de 2.28 billones de pesos, donde el crédito al consumo fue el rubro más dinámico durante el año.

El crecimiento del crédito registrado en el 2012 es menor en 5.1 puntos porcentuales a lo reportado en el 2011, el cual se incrementó 12.8% anual debido a que el crédito al consumo y al de empresas crecieron a un nivel superior al 2012.

De acuerdo con el Banco de México, el crédito al consumo bancario sumó 587,400 millones de pesos al finalizar el 2012, lo que representó un crecimiento anual de 15%, impulsado por los créditos personales.

La cartera vigente de las tarjetas de crédito alcanzó un aumento de 12.5% anual a diciembre del año pasado, con un monto de 266,600 millones de pesos, mientras que el rubro de otros, donde se contabilizan los créditos personales y de nómina sumaron 256,700 millones de pesos, esto es 22.2% más que lo reportado un año antes.

Especialistas y directivos del sector bancario estiman que en 2013, el crédito vigente podría mantener el mismo ritmo de crecimiento que en el 2012, siempre y cuando las condiciones económicas se mantengan estables.

El crédito total podría alcanzar un crecimiento de doble dígito para el 2013, lo que daría un incremento alrededor de 15% si la economía se mantiene estable , aseguró recientemente Jaime Ruiz Sacristán, presiente de la Asociación de bancos de México.

El crédito hipotecario bancario alcanzó un saldo de 438,200 millones de pesos en el 2012, cifra que significó un crecimiento de 6.5% comprado con el 2011, donde el crédito para vivienda media y residencial aumentó 6.2% y la de interés social 7.9% en el mismo lapso.

Por otra parte, el crédito a las empresas fue el rubro que menos creció, al sumar 1.16 billones de pesos al cierre del 2012, esto es un incremento de 4% comprado con lo registrado en el 2011.

El sector de la minería fue el que más dinamismo tuvo en el año, al crecer 35% anual, mientras que el sector servicios fue el de menor crecimiento con 3.5% anual.

En el caso de las entidades financieras no bancarias observó un mayor apoyo por parte de la banca privada, al registrar una cartera de crédito por 91,600 millones de pesos en el 2012, lo que representó un crecimiento de 21% anual.

[email protected]