En los próximos meses las aseguradoras tendrán un nuevo modelo de cálculo de riesgo para terremoto, informó Luis Álvarez Marcen, director de daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

El modelo anexará información de los contenidos de los edificios y casas aseguradas, elementos que el actual sistema de cálculo no tiene, para esto se utilizará información de simulación de sismos de la mesa vibradora de la UNAM.

El sistema actual, diseñado hace 12 años, precalcula cuánto se va a mover la casa o el edificio y con base en eso analiza si se cae o no el inmueble y los daños que podría tener, con esto se analiza qué tipo de póliza necesita.

Álvarez Marcen explicó que se suman todas las pérdidas que puede tener un inmueble y con eso se determina la afectación que provoca un terremoto y la prima.

El modelo lo que hace es ver dónde está la ubicación de las pólizas y el daño varía dependiendo de la zona donde se encuentre el edificio.

Cada edificio asegurado se mete en un renglón de un sistema y se le ponen todas las características, por ejemplo, los elementos de la póliza, suma asegurada, antigüedad de construcción, todo lo que se construyó después de 1987 y 2005 se supone que está mejor hecho y que resiste mas , dijo el directivo de la AMIS.

El nuevo modelo de riesgos deberá entregarse a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas en el tercer trimestre del año, para después de su análisis ponerse en marcha. El sistema incorporará información de todos los sismos que han ocurrido, medianos y no tan medianos de los últimos 12 años.

Álvarez explicó que la información captada dará más precisión sobre el movimiento.

[email protected]