La agencia calificadora Standard & Poor’s (S&P) considera que las aseguradoras mexicanas pueden hacer frente a los siniestros que se presenten por el brote de coronavirus, de acuerdo con su último reporte.

“S&P Global Ratings no espera que el brote afecte la siniestralidad de las aseguradoras mexicanas en general. Consideramos que el uso del reaseguro y el buen nivel de capitalización permitirá a las aseguradoras de vida y accidentes, así como a las de enfermedades resistir un incremento en los siniestros debido al brote del Covid-19 en el país”, refirió.

El perfil crediticio individual de las aseguradoras tendrá un impacto limitado por la enfermedad, ya que ante el modelo regulatorio de Solvencia II las compañías cuentan con el capital y las reservas para poder resistir una epidemia o pandemia.

En este sentido, explicó que las 15 principales aseguradoras que concentran 90% de las primas relacionadas a gastos médicos o vida tienen mayor capital que el mínimo regulatorio que se les pide.

Por ejemplo, en el caso de las aseguradoras de vida, tienen en promedio 2.7 veces el capital mínimo regulatorio, mientras que las de accidentes y enfermedades tienen 2.8 veces más. “Dado el fuerte nivel de capitalización, esperamos que las aseguradoras locales puedan absorber cualquier incremento en los siniestros derivados del Covid-19”.

Aunado a los fuertes niveles de capitalización, S&P consideró que los contratos de reaseguro son suficientes para absorber cualquier aumento en los siniestros.

No obstante, la calificadora refirió que los efectos económicos de la pandemia —que aunque aún son inciertos se apunta a una posible recesión para México este año— podrían presionar los márgenes de las aseguradoras mexicanas. En este sentido, una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) y la depreciación del peso podrían hacer que las aseguradoras reporten una fuerte disminución en las primas.

Algunas aseguradoras han implementado medidas para disminuir el contacto de personas y reducir la probabilidad de contagio, por lo que estarán operando con una menor plantilla de personal y el riesgo operativo podría aumentar.

“Además, en este momento, la percepción de los clientes podría ser más sensible y, en nuestra opinión, esto podría de una espada de dos filos. Las empresas necesitarán demostrar a los clientes que pueden utilizar sus productos a fin de evitar la percepción de una mala experiencia del cliente (...) Si no aprovechan esta oportunidad, podría generar una mala percepción que sería difícil de reparar”.

Perspectiva Negativa de Fitch

En días pasados, la calificadora Fitch Ratings puso en perspectiva Negativa a todos los mercados aseguradores que califica dentro de  Latinoamérica.

Con ello, al sector asegurador mexicano se le revisó su perspectiva a Negativa, a lado de otros como el de República Dominicana, el área de América Central, Panamá, el sector de no vida de Colombia y Brasil.

Por otro lado, los sectores de seguros que ya tenían perspectiva Negativa son los de Chile, Nicaragua y el sector de vida de Colombia.

[email protected]