Durante los próximos meses, el sector asegurador comenzará un proyecto de ejercicios sobre el tema de Solvencia II, acorde al sector mexicano, para calibrar los efectos de la fórmula estándar sobre requerimientos de capital y estudios de impacto.

El presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), Jaime Aguilera, informó que el proyecto de la nueva Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas se basa en la necesidad de buscar un sector que siga creciendo y tenga estímulos para lograrlo.

En su participación en la 20 Convención de Aseguradoras, dijo que el proyecto busca fortalecer la posición financiera y de solvencia de las empresas, mediante un esquema del tipo de Solvencia II, aunque diverso al formato europeo con características que no aplicarían al sector mexicano.

Sería 'un modelo del tipo Solvencia II que nos permita seguir moviéndonos para fortalecer la administración de riesgos en las empresas, fortalecer el gobierno corporativo, transparencia y la disciplina del mercado'.

El proyecto de Ley ya tiene el dictamen final, emitido la semana pasada por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, y se prevé que sea enviado por el Ejecutivo Federal al Congreso de la Unión para el siguiente periodo de sesiones, en septiembre próximo.

Con independencia de ese proceso, las autoridades financieras quieren llevar un proceso paralelo con la industria para avanzar en el desarrollo del marco de regulación necesario.

Así, después de enviar el proyecto al Congreso, 'lo que se prevé a partir de mediados de julio es iniciar un ejercicio equivalente al que se hizo en Europa para calibrar los efectos que tiene el uso del mejor estimador sobre las reservas técnicas y el uso de la fórmula estándar en los requerimientos de capital'.

La intención, insistió, es evaluar el efecto de la fórmula estándar sobre los requerimientos de capital y el impacto de la localización del mejor estimado sobre las reservas técnicas, sin que se trate de desarrollar en ese periodo modelos internos.

Así, entre marzo y abril del año próximo se podría emitir la Circular única y después iniciaría un periodo de preparación operativa que termine hacia diciembre de 2011.

Aclaró que no se trata de 'fechas labradas en piedra', tienen que irse ajustando en función de la experiencia que se obtenga del ejercicio, pero sobre ese calendario objetivo trabajarán en forma coordinada con la industria en los próximos años.

El proyecto de Ley prevé que en 2012 las empresas aseguradoras puedan incursionar en el mercado de seguros de caución, e incluso en la expedición de fianzas para convertir algunas de ellas en empresas especializadas en la administración de garantías.

apr