La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) prevé que el impacto económico del Covid-19 tenga un efecto negativo en el sector asegurador, estiman una contracción de 5.4% en el negocio al cierre del año.

En conferencia de prensa remota, Recaredo Arias, director general de la AMIS, explicó que este cálculo se da al prever que la economía mexicana sufra una contracción de 6.6%, y que la inflación se ubique en 3.75%; sin embargo, la asociación quiere cotejar la información con la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) ya que esta última estima que ocurra un “efecto de desfase” como ocurrió en la última crisis económica, es decir, que el efecto pegue al sector hasta el siguiente año.

Recaredo Arias indicó que si bien se tienen que “pulir” las estimaciones -sobre todo al tener en cuenta que el impacto del Covid-19 se notará más a partir del segundo trimestre del año- la AMIS prevé que este 2020, sólo los rubros de gastos médicos mayores y seguro de pensiones presenten un crecimiento en sus primas.

En el caso del seguro de pensiones, se prevé que se registre un crecimiento de 1.4% este año, pese al crecimiento de 10.7%, en términos reales, del primer trimestre; mientras que para el seguro de gastos médicos mayores esperan un crecimiento de 0.5 por ciento.

En contraste, las mayores contracciones serían para el seguro de autos y el de daños, ya que estos rubros están muy ligados a la actividad económica y, con el cierre e incluso quiebra de algunas empresas, se verán afectados.

En el caso del rubro de automóviles, la caída sería de 15%, mientras que para el seguro de daños se prevé sea de 8.7 por ciento. De igual manera, se espera una contracción de 2.5% en el seguro de vida, debido a que prevén cancelaciones del seguro que se contrata en grupo, así como retiros de dinero de los seguros con componente de ahorro.

El decrecimiento en el sector, añadió, sí tendrá un impacto en las reservas; sin embargo, se debe ver cómo se comportan los mercados a lo largo del año para ver el impacto final.

En el primer trimestre del año, el sector asegurador registró un crecimiento de 5.37% en términos reales, impulsado por el rubro de accidentes y enfermedades, así como el de pensiones. Recaredo Arias recordó que estos resultados son previos al Covid-19, virus que si bien se presentó desde el 28 de febrero en México, los contagios tomaron fuerza hasta finales de marzo.

[email protected]