Los drones, vehículos autónomos, robótica, genómica y protección contra ciberataques (cyber risk) son parte de la gama de coberturas en las que estará trabajando el sector asegurador, para alinearse con el avance del mundo de la tecnología y cumplir con las necesidades de nuevas generaciones, indicaron directivos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Mario Vela, presidente de la AMIS, comentó que el reciente caso de los Papeles de Panamá, donde se filtró información de diversos políticos y famosos que evadían impuestos a través de empresas ?offshore en paraísos fiscales, recordó la importancia de protegerse ante los ciberataques o fraudes de robo de identidad.

Con los Panama Papers mágicamente nos damos cuenta de lo preocupante que es este tema. Si bien es algo que en el mundo apenas están empezando a entender, el sector asegurador mexicano ya está analizando cómo puede proteger a las empresas , expuso durante la presentación del documento Innovación, Tecnología y Estudio en la 26 Convención de Aseguradores.

Comentó que las aseguradoras mexicanas desde hace tiempo invierten en la protección de datos de los asegurados, pero son conscientes de que cada día tienen que ser mayores esas inversiones para construir sistemas más robustos, dado que los ?hackers cada vez son más hábiles.

La nube ayuda a minimizar estos riesgos, porque hay una persona especializada que todos los días está protegiendo el sistema de ciberataques. El presupuesto de tecnología en que invierten las aseguradoras es muy importante y cada vez mayor .

Costo de riesgos, tema pendiente

Vela expuso que el tema sobre el cálculo del monto de las sumas aseguradas para proteger a las empresas de ciberataques está pendiente, pues aún no existen parámetros que ayuden a definir qué tanto cuesta proteger a una empresa en esta materia.

Dado que son temas nuevos, vamos a ir aprendiendo con la experiencia y seguramente a veces daremos sumas aseguradas más allá de lo que se requiera y vamos a ir aprendiendo conforme se vayan dando e iremos ofreciendo productos más a la medida .

Recaredo Arias, director general de la AMIS, refirió que uno de los temas principales de la tecnología es el big data analytics, dado que hoy en día se puede obtener información de manera masiva e inmediata, y ello ayudará a entender de mejor manera a los asegurados y proveedores, así como a prevenir posibles fraudes y saber qué medidas se pueden tomar.

Las nuevas tecnologías como la genómica nos van a ayudar a la prevención de enfermedades y brindarle una mejor vida y con un costo menor a nuestros asegurados. La parte de sistemas cognitivos nos va a permitir hacer transacciones de una manera menos costosa .

Comentó que en el caso de los drones, las aseguradoras los pueden utilizar para evaluar catástrofes ocasionadas por huracanes, terremotos o cualquier otro tipo de desastres naturales.

En este sentido, Vela agregó que uno de los temas que representan una oportunidad en el mercado es el de vehículos autónomos. En esta caso vamos a tener que asegurar la lógica del sistema que permite que se maneje solo, porque algún día puede fallar; ya no sería el seguro de autos tradicional. Estos coches llegarán a México en los próximos tres o cuatro años y eso hará que cambie el enfoque de los seguros de automóviles .

Tecnología promueve el seguro

El avance de la tecnología y un crecimiento de la población más joven podría ser la perfecta combinación que ayude a detonar el crecimiento del seguro en México. Si vemos del 2020 al 2025, el sector asegurador va a crecer a doble dígito todos los años, influenciado por el boom de la tecnología y por el crecimiento de la población más joven , afirmó Vela.

Al respecto, Norma Alicia Rosas, presidenta de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, consideró que las aseguradoras mexicanas ya están centradas y con bases sólidas para desarrollarse en la revolución digital que se vive a nivel mundial.

Vemos oportunidades y desafíos frente a este entorno, existe una generación que todo adquiere a través de Internet. En el 2001, medio millón de hogares tenía Internet y al cierre del 2015 ya eran casi 4 millones de hogares con acceso .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx