Ante una crisis económica internacional, las aseguradoras que operan en México están libres de generar riesgos sistémicos, por lo que no necesitan de regulaciones que las obliguen a incrementar su capital de reserva, afirmó Recaredo Arias Jiménez.

El director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) explicó que actualmente el G-20 y el Fondo Monetario Internacional discuten una nueva regulación para que ante alguna situación de conflicto económico, las entidades financieras tengan solidez suficiente y no caigan en quiebra.

Los consejos de estabilidad financiera empiezan a redefinir lo que es el riesgo sistémico, tienen que identificar cuáles son los grandes grupos financieros, que deben tener una regulación particular y que en caso de quiebra no haya una reacción en cadena, explicó Arias.

Dentro de los trabajos de análisis para la prevención de crisis, nacen las instituciones financieras que pueden generar riesgos sistémicos, las cuales pueden ser bancos, cajas de Bolsa o aseguradoras.

Las compañías de seguros globales a las que buscan imponer esta obligación se les exigirá tener más capital, una serie de reportes y habrá vigilancia especial.