El Gobierno argentino extenderá hasta el 31 de diciembre próximo la prohibición a los prestadores de servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil, internet, y TV por cable de suspender los servicios por mora o falta de pago.

La medida se oficializará con la publicación en el Boletín Oficial del decreto correspondiente, que prorroga hasta fin de año los efectos del Decreto N° 311 del 24 de marzo de 2020, que estableció la misma medida hasta el impago de tres facturas, lo que fue ampliado con el decreto 543/2020 a “seis facturas consecutivas o alternas y cuyos vencimientos hubieran operado a partir del 1° de marzo de 2020”. Los decretos anteriores incluyeron un punto especial para extender la prohibición de corte y congelamiento de tarifas a la telefonía fija o móvil, internet, y TV por cable, lo que no ocurre con la disposición actual que ya los sumará como parte de los servicios esenciales, tal cual lo estableció el mismo Gobierno mediante un decreto el 21 de agosto pasado, donde además dispuso el congelamiento de sus tarifas.

Las empresas prestadoras de los servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable, por vínculo radioeléctrico o satelital, no podrán disponer la suspensión o el corte de los respectivos servicios a los usuarios y las usuarias indicados en el artículo 3.

La nueva medida también amplía de seis a siete la cantidad de facturas impagas que pueden tener los usuarios y las usuarias de los servicios de energía eléctrica, gas, agua, telefonía fija o móvil e internet y TV paga. Del mismo modo, se extiende también hasta fin de año la obligación de las empresas de telefonía fija o móvil, internet y TV paga de mantener un servicio reducido en caso de falta de pago.