La Comisión Europea (CE) aprobó hoy el plan de reestructuración del Banco Portugués de Negocios (BPN), que incluirá su venta al Banco BIC Portugal, por considerar que creará una entidad viable .

La reestructuración fue exigida por Bruselas como contrapartida a las ayudas públicas recibidas por BNP en 2008, cuando fue el banco nacionalizado para poder sobrevivir a la crisis.

Bruselas también concluyó que el plan garantizará una participación adecuada de la entidad en los costes de su reestructuración, con lo que se limitarán las distorsiones de competencia creadas por la concesión de ayuda pública .

Portugal también se ha comprometido a adaptar los plazos y la remuneración de las líneas de tesorería pedidas por Banco BIC Portugal y que deben ser concedidas por Caixa Geral de Depósitos.

Además, prohibirá a la entidad realizar nuevas adquisiciones y pagar dividendos, así como ejercer su derecho de reembolso anticipado en relación a los titulares de obligaciones subordinadas hasta el 31 de diciembre de 2016.

RDS