El monto de las aportaciones patronales que se realizan a la subcuenta de vivienda que administra el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) decreció 2.2% de enero a octubre pasado, respecto al mismo periodo del 2019, con un saldo de 110,312 millones de pesos, en un contexto de afectación para las empresas por el impacto de la emergencia sanitaria del Covid-19.

De acuerdo con el más reciente reporte trimestral del organismo, esta caída es contraria al crecimiento promedio que registraron las aportaciones en el mismo periodo del 2016 al 2019.

“El incremento de las contribuciones a la Subcuenta de Vivienda en el quinto bimestre continúa sufriendo un efecto negativo. Durante los primeros cinco bimestres del 2020, la suma de las aportaciones y las amortizaciones decreció 2.2% real anual contrario al promedio de crecimiento de 3.6% real anual registrado en el mismo periodo, pero de 2016 al 2019”, según el reporte.

En el documento se detalla que este decremento obedeció a la contracción en el empleo formal y al programa de apoyo de pagos diferidos ofrecido por el organismo para frenar o contener los efectos de la emergencia sanitaria.

“El pago de las aportaciones a la Subcuenta de Vivienda, que por ley deben hacer los patrones al Infonavit en favor de sus empleados, se ha visto reducido debido a la contracción en el empleo formal y al programa de apoyo de pagos diferidos ofrecido para frenar los efectos provocados por la emergencia sanitaria”, destaca el reporte.

Durante los primeros meses de la pandemia, el Infonavit impulsó un programa de diferimiento de pago de las aportaciones patronales para apoyar a las empresas en el contexto del impacto de la emergencia sanitaria.

Según el documento, el Infonavit benefició  a más de 33,000 empresas en distintos esquemas, mismas que emplean a 2.4 millones de personas.

En este contexto, el documento apunta que, una vez finalizado el esquema de apoyos, es posible que la recaudación patronal repunte.

“La perspectiva del Infonavit se torna un poco más optimista. Los datos recientes muestran recuperación en la colocación crediticia. Además, han terminado las medidas de apoyo a las y los patrones que provocaron una reducción en el flujo de la recaudación (patronal), por lo que se espera un aumento en esta actividad durante los próximos meses”, destaca el reporte.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx