Davos, Sui. México vivirá una transformación profunda de su mercado laboral, anticipa el Foro Económico Mundial (WEF). Los 3.2 millones de empleos de oficina y administrativos son los que enfrentan mayores riesgos, advierte en el informe llamado El Futuro de los Trabajos (The future of Jobs), dado a conocer en Davos.

En contrapartida, en México hay excelentes perspectivas de crecimiento para los dedicados a ventas, manufactura, industrias extractivas, ciencias de la computación y matemáticas. La suma de las personas dedicadas a estas actividades representa casi 14 millones de empleos y podría crecer.

El informe destaca que México no ha vivido sino las primeras etapas de esta transformación. En el apartado enfocado a nuestro país manifiesta: La disrupción sólo se ha sentido en 38%, pero de aquí al 2025, habrá un impacto más fuerte .

La edición 46 del WEF pone mucha atención al impacto que tendrán fenómenos tales como la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la impresión 3D y el proceso de autoaprendizaje de las máquinas. Esto generará una disrupción sin precedentes para los modelos de negocios y los mercados laborales en los próximos cinco años en general , agrega.

Consideran que para prosperar en el nuevo escenario, se necesitará un cambio de gran magnitud en el desarrollo de habilidades.

En el capítulo para México, los especialistas del WEF sugieren a México algunas medidas para adaptarse al cambio: invertir en recapacitar a los empleados actuales, ir por talento femenino, impulsar la movilidad y rotación laboral, ofrecer contratos de aprendices, colaborar con instituciones educativas y atraer talento extranjero.

De los líderes entrevistados para hacer este estudio, 80% opina que deberán ocuparse mucho más del desarrollo de los recursos humanos para el futuro.

De acuerdo con el documento, tras la irrupción de nuevas tecnologías, emergerán nuevas categorías de trabajo que desplazarán a otras, lo que transformará a las industrias y las maneras de trabajar.