Al asumir la Presidencia de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, José Sergio Manzur Quiroga informó que los legisladores están preparados para recibir de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), antes del próximo viernes, las reglas de operación del Programa para la Fiscalización del Gasto Federalizado para la revisión del ejercicio fiscal 2013.

Recibido el documento, explicó el priísta mexiquense, la Comisión que preside por acuerdo de la Junta de Coordinación Política y el aval del pleno cameral, junto con la Comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara Baja, deberá emitir una opinión al respecto a más tardar el siguiente 15 de marzo.

Y antes del 29 de marzo, la ASF deberá publicar en el Diario Oficial de la Federación las referidas reglas de operación que deberán contener el plan de auditorías para el ejercicio fiscal en revisión, detallando los fondos y recursos a fiscalizar; los criterios normativos y metodológicos para las auditorías; los procedimientos y métodos necesarios para la revisión y fiscalización de los recursos federales; la cobertura por entidad federativa de las auditorías realizadas dentro del programa, entre otros requisitos.

La Cámara Baja, agregó Manzur Quiroga, está obligada por ley a ejercer su facultad fiscalizadora para que el gasto público se aplique con oportunidad y transparencia, con el fin de lograr la reactivación de la economía del país y que ello se refleje en el bolsillo de los mexicanos.

De acuerdo con la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, el citado programa tiene el objetivo de fortalecer alcance, profundidad, calidad y seguimiento de las revisiones realizadas por la ASF al ejercicio de los recursos federales que se transfieren a las entidades federativas, municipios y órganos político-administrativos de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, exceptuando las participaciones federales.

Mediante la celebración de convenios de coordinación, la ASF puede entregar hasta 50% de los recursos del programa a las entidades de fiscalización superior de las legislaturas locales y de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para fiscalizar los recursos federales; el resto del dinero se aplica para la realización de auditorías de manera directa por parte de la ASF.