La Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo) se sumó a las voces que critican la nueva prórroga –hasta el 2014- que el Poder Legislativo autorizó en días pasados para que las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) que no se han regularizado lo hagan.

El presidente electo del organismo, Armando Sánchez Porras, consideró que la medida –avalada primero en el Senado y luego en la Cámara de Diputados- envía una inadecuada señal que puede traducirse en retroceso .

Al ser las sofipos parte del sector de ahorro y crédito popular -del que también forman parte las cooperativas- podría generar a las entidades que ya están debidamente reguladas un riesgo reputacional, ya que la gente confundiría a las que sí cumplen con la norma con las que no.

Nos pudieran catalogar o confundir con esas entidades que operan al margen de la ley y que, por su condición, ponen en riesgo el patrimonio de sus socios ahorradores, afectando indirectamente las operaciones que hoy realizamos bajo el escrutinio de la autoridad regulatoria y con un ritmo importante de crecimiento , detalló.

EL PLAZO ORIGINAL

Era el 31 de diciembre del 2012 cuando, por ley, vencía el plazo para que la totalidad de las socaps se regularizaran. Las que no lo hicieran en ese plazo, tendrían que dejar de operar.

Sin embargo, apenas hace unos días, el Congreso autorizó una nueva prórroga para ello hasta el 2014, lo que generó inconformidad, primero, de las cooperativas que desde siempre han cumplido y ahora de las sofipos, que son otra parte importante del sector de ahorro y crédito popular.

Hoy, después de 11 años de diversos avances en la regulación del sector cooperativo que han venido impulsando las autoridades para proteger el ahorro del público aún siguen otorgándose más prórrogas en favor de una parte de este sector que no tiene interés de estar sujeto a la vigilancia de sus operaciones , insistió el Presidente de la Amsofipo.

Esta circunstancia sigue representando a las sofipos y obviamente a las cooperativas reguladas, un importante riesgo reputacional , puntualizó.

Sánchez Porras mencionó que entre las acciones que la Asociación realizará para contrarrestar los posibles impactos reputacionales por esta ratificación están la de mostrar que las sofipos son entidades reguladas y que se trata de un sector que cada día cobra mayor importancia dentro del sistema financiero mexicano.

[email protected]