Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), aseguró que en México las tasas de interés podrían incrementar en cuanto la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos inicie su proceso de normalización de la política monetaria.

Ante el inminente aumento de las tasas de interés de Estados Unidos, en México hay una alta probabilidad que las tasas de interés tengan que aumentarse este año , aseveró.

Por ello, dijo, es importante que haya una adecuada implementación de las reformas estructurales y que empiecen a tener efecto para que se incremente el potencial de crecimiento de la economía para que no se generen presiones inflacionarias.

En el 2015 es factible que se presente un entorno internacional complicado para la economía mexicana con una caída del precio del petróleo y la posibilidad de otros choques derivados del cambio de la política monetaria, sobre todo de Estados Unidos , afirmó.

En el marco del Seminario de Perspectivas Económicas 2015, Reformas en acción , organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, Carstens no descartó la posibilidad de que en el transcurso del año se generen mayores periodos de volatilidad en los mercados financieros.

Un entorno externo complicado exige que las autoridades fiscales y monetarias estén atentas a preservar fundamentos macroeconómicos sólidos , refirió. Ello implica que el Banco de México tenga agilidad en ajustar el nivel de las tasas de interés cuando el patrón esperado de la inflación se desvía de 3.0% esperado.

El banquero central aseguró que el dato de la inflación anual al cierre del 2014, que se sitúo en 4.08%, está dentro del objetivo del Banxico, y prevé que a lo largo del año la meta inflacionaria converja a niveles de 3 por ciento.

Nuestras estimaciones indican que hacia mediados de este año, la inflación debería estar convergiendo hacia 3.0%; obviamente siempre puede haber sorpresas, siempre hay riesgos y el banco debe estar pendiente a ello , puntualizó.

Consideró que la reforma fiscal contribuyó a que la inflación en el 2014 se situara en niveles de 4.08%, aunque aclaró que este efecto desaparecerá en el 2015.

[email protected]