Los altos rendimientos que ofrecía la sociedad financiera popular (sofipo) Ficrea -hasta por arriba de 10% anual- llevaron a que mucha gente optara por dejar sus ahorros en esta entidad hoy en proceso de liquidación. Es común que este tipo de instituciones prometa tasas de interés superiores a las del mercado (en los bancos es de alrededor de 3 por ciento). Para la Condusef, ello no es un indicativo per se de que las empresas estén haciendo algo malo.

No quiero decir que una tasa de interés elevada sea ya un indicador de que la sociedad que lo ofrece está cometiendo algo malo. Las tasas de interés no están topadas. Lo que tienes que ver es si está acorde con los demás instrumentos de mercado , explica Mario Di Costanzo, presidente de la comisión.

Añade: Sí llama la atención si mañana sale una entidad que te da 15%, pues yo creo que es indicativo con base en qué te da ese 15 por ciento. Entonces el usuario tiene qué preguntar y asegurarse bien en la entidad financiera qué es lo que (se le) está ofreciendo. Ver el contrato, y así se le puede dar asesoría .

En la publicidad de algunas sofipos -ya sea impresa o en sus sitios de Internet- se puede observar que en las inversiones a plazo ofrecen rendimientos incluso por arriba de 10%, dependiendo el monto y el plazo. Sin embargo, en la mayoría de los bancos esta cifra es en promedio de 3 por ciento.

Los usuarios deben analizar otras variables

Para el presidente de la Condusef, empero, el que una institución financiera regulada ofrezca rendimientos por arriba de 10% no es un indicativo de que esté haciendo fechorías. Pero sí debe llamar la atención cuando la tasa está muy por encima del promedio de las demás instituciones de ahorro .

Lo que sugiere además el presidente de la Condusef es que los usuarios, antes de colocar sus ahorros en alguna entidad financiera, verifiquen otras variables; como que estén registradas, reguladas y supervisadas por la autoridad, además de ver qué tipo de entidad es, ya que de ello depende el monto por el que están garantizados sus ahorros. En el caso de las sofipos, el Fondo de Protección sólo avala el equivalente a 25,000 Udis; mientras que en los bancos el monto asciende hasta las 400,000 Udis.

Esto no quiere decir que la institución pueda quebrar o no, simplemente que está acreditada, regulada y supervisada en sus diversos ámbitos por las autoridades competentes , enfatiza Di Costanzo.

El funcionario adelanta que la dependencia a su cargo ya prepara un estudio sobre las entidades financieras que ofrecen niveles elevados de rendimiento.

Arriba de 3% es pérdida

En promedio, hoy en día los bancos ofrecen rendimientos en productos de captación de alrededor de 3 por ciento.

Fuentes del sector bancario explican que, en primer lugar, ello se debe a que las instituciones basan su rendimiento en la tasa de referencia del Banco de México, que en la actualidad es de 3 por ciento.

Además, puntualizan, los bancos deben destinar una parte de ese negocio al Fondo de Protección que administra el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario.

En este sentido, las mismas fuentes afirman que las instituciones que ofrecen rendimientos superiores están perdiendo, o están compensando esas pérdidas con otras fuentes de ingresos.