Las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (sofomes) también advierten del riesgo que puede representar el importante incremento en los créditos de nómina que se ha registrado a últimas fechas.

La Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom) considera que se trata de una situación muy delicada y aclara que son muchas entidades anónimas las que están otorgando ese tipo de créditos.

El presidente de la Asociación, Carlos Rahmane Sacal, explicó que las sofomes Entidades No Reguladas (ENR) mal que bien tienen que reportar a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y registrarse ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), mientras que una sociedad anónima puede hacer lo que quiera.

Yo tengo que registrar mis contratos y comisiones; una sociedad anónima ahora sí que puede hacer lo que quiera, y ahí lo que pasa es que como gancho de venta -para colocar un crédito vía nómina- estas empresas ofrecen no consultar el Buró de Crédito , dijo.

Rahmane Sacal destacó que donde básicamente está el problema es con la nómina del gobierno y de los sindicatos. Ahí es donde cada vez hay más entidades participando; hay más empresarios que están entrando que no conocen bien el sector, se están metiendo en algo que no conocen y eso puede provocar un desorden tremendo .

El Presidente de la Asofom pide entonces a la gente que entra a este negocio que sepa lo que hace y en lo que se mete, toda vez que, indica, no cualquiera puede dedicarse a prestar dinero. No es fácil, tiene que cumplir con ciertos requisitos, orden, autorregulación, manuales y gobierno corporativo .

La Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas, por su parte, ha indicado que en el otorgamiento desmedido de créditos de nómina se genera una bomba de tiempo, pues estas entidades no están obligadas a reportar su cartera o sus clientes a una sociedad de información crediticia.