El primer semestre del año no fue favorable para el sector de las sociedades financieras populares (sofipos), que enfocan su atención en zonas con escasa presencia de entidades tradicionales, en términos de ahorro y crédito, pues en los primeros seis meses del año se registran caídas en ambos indicadores. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el saldo del ahorro en este sector, compuesto por 39 entidades en operación, se ubicó al cierre del primer semestre del año en 19,807 millones de pesos, es decir, una caída de 8.3% respecto al mismo periodo del 2018.

El ahorro en las sofipos, que técnicamente se conoce como captación tradicional, se compone principalmente por los depósitos de exigibilidad inmediata y los depósitos a plazo.

Los depósitos a plazo componen la mayor parte del ahorro, pues a junio pasado presentaron 74.9% de este indicador, mismos que al primer semestre del año presentaron una caída de 13% de manera anual al arrojar un saldo de 14,829 millones de pesos.

Sin embargo, los depósitos de exigibilidad inmediata, que representaron 23.2% del total del ahorro, arrojaron un saldo al primer semestre del año de 4,589 millones de pesos, que significó un crecimiento de 8.1% respecto al mismo periodo del 2018.

En general los pasivos del sector de las sofipos se ubicaron al primer semestre del año en 24,496 millones de pesos, es decir, un saldo 10.4% menor respecto al presentado en el mismo periodo del 2018.

Crédito cae

Respecto a la cartera de crédito en este sector, ésta también tuvo una caída al cierre del primer semestre del año respecto al mismo periodo del 2018. Según las cifras de la CNBV, la cartera de crédito total presentó un saldo a junio pasado de 24,563 millones de pesos, es decir, una caída anual de 5.1 por ciento.

La cartera de crédito total se compone de tres indicadores: los créditos comerciales, los de consumo y los que se destinan a la vivienda, mismos que registraron caídas respecto al mismo periodo del 2018.

Según la CNBV, la cartera de créditos a la vivienda fue la que tuvo una mayor caída, de 40%, al presentar un saldo al cierre del primer semestre del año de 130 millones de pesos, cuando en mismo periodo del 2018 éste fue de 212 millones de pesos.

Asimismo, la cartera de créditos comerciales, que representa 49.6% de la cartera de crédito total, tuvo una caída de 7.6% al presentar un saldo de 24,563 millones de pesos al primer semestre del 2019. Por su parte, la cartera de créditos al consumo, que representa 49.6% de la cartera total, presentó un saldo de 12,185 millones de pesos, es decir, una caída de 1.7% real respecto al saldo de junio del 2018.

La cartera vencida del sector de las sofipos se ubicó al cierre de junio pasado en 9.88%, es decir, una disminución de 1.08% respecto al mismo mes del 2018.

Los activos totales del sector, de los cuales forma parte la cartera de crédito, se ubicaron al cierre de junio del 2019 en 31,410 millones de pesos, es decir, una disminución de 9% respecto al mismo periodo del 2018.

De acuerdo con la CNBV, “70.1% de los activos del sector está concentrado en cinco sociedades: Libertad Servicios Financieros (40.0%), Consejo de Asistencia al Microemprendedor o CAME (9.3%), Te Creemos (9.2%), Fincomún Servicios Financieros Comunitarios (6.6%) y Crediclub (5.0 por ciento)”.

Al cierre del primer semestre del año, el sector de las sofipos presentó una utilidad de 37 millones de pesos, cuando al mismo periodo había presentado pérdidas por 39 millones de pesos.