A pesar de los problemas que se han presentado en el sector de las sociedades financieras populares (sofipos) en los últimos años, como el caso Ficrea o el de Alta Servicios Financieros, el ahorro en estos vehículos continúa con tendencia creciente, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

De acuerdo con información más reciente del sector, emitida por la CNBV, durante los primeros nueve meses del 2016 estas entidades, en su conjunto, reportaron un saldo de captación total de 23,282 millones de pesos, es decir, 14.7% más que en el mismo periodo del 2015.

De la captación total, los depósitos a plazo representaron 67%; a septiembre del 2016, arrojaron un saldo de 15,632 millones de pesos, es decir, un crecimiento anual de 10.1%, mientras que los depósitos de exigibilidad inmediata presentaron un saldo de 3,904 millones de pesos, lo que significó un aumento de 13.4% anual.

Al cierre de septiembre del 2016 el sector de las sofipos estaba integrado por 45 entidades autorizadas, de las cuales, 43 estaban en operación.

Respecto a la cartera de crédito del sector a septiembre del año pasado, ésta presentó un saldo de 21,328 millones de pesos, un crecimiento anual de 19%, con mayor dinamismo en los créditos comerciales, que presentaron un crecimiento anual de 35% al arrojar un saldo de 9,078 millones de pesos.

A pesar del dinamismo de la cartera de crédito al cierre del tercer trimestre del 2016, los créditos a la vivienda presentaron una disminución en su saldo al sumar 527 millones de pesos , una merma anual de 5.2 por ciento.

En sintonía con el aumento del saldo de la cartera de crédito, también la morosidad del sector creció, pues se ubicó al cierre de septiembre del 2016 en 9.70%, un alza de 1.02 puntos porcentuales respecto a 8.68% que presentó en el mismo periodo del 2015.

Al tercer trimestre del 2016 el resultado neto del sector fue de 161 millones de pesos, cuando, en el mismo periodo del 2015, fue de 139 millones de pesos.

PENDIENTES

Para Guillermo Colín, presidente de la Asociación Mexicana de Sofipos (Amsofipo), aunque el sector ha presentado crecimientos interesantes, todavía hay pendientes que hacen falta resolver con la autoridad para tener entidades más sólidas y con mejores servicios para la base de la pirámide poblacional.

De acuerdo con el representante de la Amsofipo, uno de esos pendientes es que las sofipos tengan la misma deducibilidad que los bancos en los créditos incobrables. Con el Servicio de Administración Tributaria tenemos un par de temas pendientes y hay uno en especial, que es que se nos dé un trato igual al de los bancos, pues ellos tienen un trato preferencial en la deducción de las cuentas 2 y estamos pidiendo que nos traten igual .

Asimismo, detalló que se debe trabajar de la mano de la autoridad para que en un futuro el patrimonio de todas las personas que confían en una entidad financiera regulada esté protegido por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) y no por diferentes organismos, como sucede en la actualidad de acuerdo con la figura jurídica donde se ahorra.

Colín García también indicó que para el 2020 las sofipos tendrán que realizar inversiones importantes con la finalidad de integrar la tecnología a sus operaciones: La digitalización está a la vuelta de la esquina, eso va a implicar que la operación será automatizada. Se tendrán que hacer inversiones importantísimas o muy fuertes en plataformas sólidas para manejo de base de datos en temas de seguridad y de regulación .

Las sofipos son intermediarios del sector financiero regulado que ofrecen servicios a personas que se encuentran en la base piramidal; en la actualidad, estos intermediarios, en su conjunto, atienden a más de 3 millones de individuos en el país.