Para el primer trimestre del 2020, es probable que las administradoras de fondos para el retiro (afores) presenten altas minusvalías como efecto de la volatilidad que se vive en los mercados financieros a nivel global por el coronavirus, afirmó Abraham Vela Dib, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

“No puedo dar el número, pero vienen horribles. Creo que vamos a cerrar el mes de marzo con un resultado muy negativo, no sabría decir cuánto porque todavía no llegamos a la mitad del mes, pero sí será alto (...) Lo que habíamos ganado antes de que empezara esta volatilidad ya lo estamos perdiendo”, dijo a El Economista.

Desde diciembre del 2018 hasta enero del 2020, las 10 afores que conforman el mercado venían registrado plusvalías, es decir, en 14 meses seguidos reportaron un incremento en el valor de sus portafolios de inversión.

Pero en febrero de este año, la tendencia cambió, pues se presentaron minusvalías por 36,575.3 millones de pesos y para marzo se avizora un panorama peor, con lo que el primer trimestre del 2020 podría cerrar con minusvalías.

Vela Dib consideró que, las minusvalías que se presenten en el primer trimestre del año, no superarán las que se registraron en octubre-noviembre del 2018 cuando se anunció la cancelación del aeropuerto en Texcoco y que dejaron minusvalías por alrededor de 136,000 millones de pesos.

El presidente de la Consar explicó que las minusvalías que presenten las afores no son pérdidas, debido a que las afores invierten con una visión de largo plazo y las estrategias de inversión son congruentes con el plazo que tienen los trabajadores para jubilarse, es decir, si le faltan 30 años a un trabajador para pensionarse, la afore invierte con un futuro de ese lapso.

“Sin duda puede haber periodos de turbulencias, pero estamos hablando de ahorros que están pensados para el retiro, es decir, dentro de 10, 20, 30 o más años”.

Fondos generacionales ayudan a mitigar impactos

La reciente migración de sociedades de inversión de fondos para el retiro (siefores) a fondos generaciones permitió mitigar la fuerte volatilidad que se vive en los mercados financieros y a que las minusvalías no fueran tan altas, aseguró el presidente de la Consar.

“Si no tuviéramos los fondos generacionales, las minusvalías serían peores, lo que logramos con estos fondos es que las estrategias de las afores fueran con una visión mayor a largo plazo y con ello tratar de maximizar el rendimiento de aquí a 10 o 30 años y no sólo en un mes”, explicó.

Destacó que las afores no hacen inversiones en respuesta a la coyuntura o a lo que se vive en un día en los mercados, sino que hacen inversiones con horizontes de largo plazo. “En 10 años o más es posible que ya no haya coronavirus, que la situación del petróleo se torne diferente y a lo mejor la economía tenga un mejor dinamismo, con lo que las afores marcarán mejores rendimientos”.

Vela Dib recordó que las mayores minusvalías podrían verse reflejadas en los estados de cuentas de los trabajadores que son más jóvenes, dado que las inversiones que se hacen en esos fondos son más riesgosas. En tanto, los fondos generacionales que administran los ahorros de trabajadores que están más cercanos a su retiro podrían tener menores minusvalías, dado que las inversiones son más conservadoras.

“En donde podríamos ver las mayores minusvalías será en los fondos de las generaciones más jóvenes y no tanto en los fondos donde están los más adultos. Con los fondos anteriores, las minusvalías eran significativas tanto para las generaciones jóvenes como para los que estaban a punto de retirarse”.

No es buen momento para cambiarse de afore

El presidente de la Consar recomendó a los trabajadores que cuentan con una afore a no cambiase de afore ni a realizar retiros parciales por desempleo o de matrimonio, pues ello podría implicar una afectación al ahorro para su retiro.

“Hay que tener cautela y que los trabajadores sean pacientes. Es probable que en su próximo estado de cuenta registren una minusvalía, pero lo importante es no ponerse nervioso porque su ahorro está invertido con el propósito de generar la mejor rentabilidad al largo plazo”.

Recordó que, actualmente, alrededor de 50% de las inversiones de las afores se ubica en valores gubernamentales, con lo que, si el Banco de México mantiene una trayectoria de seguir reduciendo las tasas de interés, ello ayuda a aumentar los valores gubernamentales y,  por tanto, el ahorro del trabajador.

[email protected]