En los primeros siete meses del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las administradoras de fondos para el retiro (afores) superaron las minusvalías generadas por la fuerte volatilidad que se vivió en los mercados financieros en los últimos meses del 2018.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), las 10 afores que conforman el mercado lograron plusvalías por 400,259 millones de pesos, lo cual es mayor a las minusvalías que reportaron en octubre y noviembre del año pasado por 136,024.1 millones de pesos.

Estas plusvalías generadas incluyen la recaudación de las aportaciones (provienen de las cuotas por concepto de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez y de aportaciones voluntarias, que son abonadas ya sea por el mismo trabajador, por el patrón o por el gobierno federal). Sin dicha recaudación, las plusvalías serían de 290,254 millones de pesos.

Incluso, dichas plusvalías son mayores en 97.7% si se comparan con respecto a los primeros siete meses del 2018, cuando fueron de 202,373.4 millones de pesos.

Alejandra Macías, experta en pensiones del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP) explicó que las plusvalías se refieren al valor del portafolio de inversiones que tienen las afores, y dependiendo de las inversiones que realicen pueden ofrecer un mayor rendimiento al ahorro de los trabajadores.

“Las plusvalías benefician al ahorro de los trabajadores, aunque no queda claro cuánto rendimiento ofrece cada inversión que realiza la afore. La Consar informa el porcentaje que se hace en cada inversión, pero no te dicen el rendimiento que da al trabajador”.

Con las plusvalías generadas en los primeros siete meses del año, los recursos que administran las afores se ubicaron en 3 billones 728,044 millones de pesos, 10.5% más que lo reportado en el mismo mes del año anterior.

La Consar indicó que el rendimiento histórico es de 11.10% en términos nominales y 5.28% en términos reales, es decir, considerando el efecto de la inflación.

El mejor rendimiento se observó en la sociedad de inversión especializada en fondos para el retiro (Siefore) Básica 0, que fue de 7.07% nominal. Dicha siefore se encarga de administrar los ahorros de trabajadores mayores de 60 años.

Mientras, el rendimiento de la Siefore Básica 4 fue de 6.04%, considerando un periodo de 84 meses. Esta siefore se encarga de administrar las cuentas de los trabajadores que tienen 36 años de edad o menos.

Altas comisiones

La especialista del CIEP consideró que las comisiones que cobran las afores siguen siendo altas, sobre todo porque las cobran sobre el monto ahorrado por el trabajador y el rendimiento generado por la afore, y no sobre cada aportación.

A su parecer, aunque la meta de la Consar es ubicar la comisión promedio de las afores en 0.70% para el 2024, sigue siendo alta, considerando que las comisiones que cobran las administradoras de fondos de pensiones en Chile son de alrededor de 0.50 por ciento.

“Siguen siendo altas porque el ahorro de los trabajadores sigue creciendo, ya sea por rendimientos o por los ahorros que hagan de manera voluntaria. El problema es que, si hablamos de un saldo de 400,000 millones de pesos, 1% se va a comisiones que son 4,000 millones de pesos”, dijo, en referencia a las plusvalías generadas en el primer semestre del año.