En el primer bimestre del año, las administradoras de fondos para el retiro (afores) registraron un mayor ahorro voluntario por parte de los trabajadores que destinan recursos para obtener una pensión, de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

De enero a febrero, las administradoras registraron 30,897 millones de pesos por concepto de ahorro voluntario, lo que significó un incremento de 30%, respecto de lo registrado en el mismo periodo, pero del 2016 cuando registraron 23,838 millones de pesos.

La afore que más incrementó este ahorro, que se realiza a través de aportaciones voluntarias, fue Profuturo GNP, la cual en el primer bimestre ya acumulaba 4,048 millones de pesos; es decir, 67% más de lo que registró en el mismo periodo, pero del año previo.

Afore Azteca también registró un incremento significativo de 53% respecto de enero-febrero del 2016 en el ahorro voluntario, con un total de 67.7 millones de pesos. En la misma situación se encuentra Coppel, que reportó 469 millones de pesos, 46% más a lo reportado en el 2016.

Sura registró 4,485 millones de pesos en ahorro voluntario, lo que significó 45% más que en los primeros dos meses del 2016. Mientras que XXI Banorte la afore que más cuentas registra reportó 13,115 millones de pesos en ahorro voluntario, un incremento de 20%, respecto del año anterior.

México con poco ?ahorro voluntario

Si bien el ahorro voluntario ha crecido de manera significativa, apenas representa 1% del ahorro total que administran las afores. En otros países, este ahorro llega a representar hasta 20% del total del ahorro para el retiro.

En un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se plantea que ante la baja densidad de cotización y las bajas aportaciones que se realizan para obtener una pensión, el ahorro voluntario es un factor indispensable para poder incrementar el ahorro para el retiro.

El tratamiento fiscal del ahorro para el retiro en México crea incentivos inadecuados para que las personas hagan contribuciones voluntarias adicionales , expone la OCDE en el estudio El Sistema de Pensiones en México.

Detalla que aunque en los estados de cuentas que las afores entregan a sus clientes contiene información pertinente, no parece atraerlos ni alentarlos a tomar medidas activas para mejorar la adecuación del ingreso en el retiro.

La Consar, que es el regulador de las afores, si bien no ha logrado que se modifiquen las aportaciones de 6.5% al ahorro para el retiro, ha implementado diversas campañas para que los trabajadores puedan ahorrar voluntariamente de manera sencilla y fácil a través de diversas tiendas como 7-Eleven.

Ahorro solidario crece por incentivos del gobierno

De acuerdo con datos de la Consar, el ahorro solidario que se refiere a las aportaciones voluntarias que realizan los trabajadores del sector público registra un ahorro con un total de 14,409 millones de pesos; es decir, 29% más de lo que se registró en el 2016.

Este incremento se debe en gran medida al incentivo gubernamental directo y muy generoso que tienen los trabajadores del sector público, expone el estudio de la OCDE.

Manifiesta que el gobierno aporta 3.25 pesos por cada peso aportado por el trabajador. Refiere que alrededor de 76% de todas las aportaciones a cuentas de ahorro solidario provienen del Estado.

Remarca que con esta contribución, la tasa de reemplazo se eleva hasta 30 puntos porcentuales para el trabajador que gana un sueldo promedio en el sector público. Es decir, los trabajadores del Estado tienen un mayor beneficio por ahorrar de manera voluntaria, mientras que los trabajadores del sector privado no reciben un incentivo monetario a su cuenta de afore por ahorrar de manera adicional.

elizabeth.albarrán@eleconomista.mx