Debido a que no se han podido liquidar los bienes inmuebles propiedad de Ficrea dentro del concurso mercantil, los acreedores de ésta, muchos de ellos defraudados, no tendrán buenas noticias este fin de año, pues el cuarto pago que se les daría este mes se postergará hasta inicios del 2018.

De acuerdo con el síndico Javier Navarro-Velasco, además de no poder vender los bienes inmuebles propiedad de Ficrea, otro factor del retraso del cuarto pago fue que las negociaciones con algunos deudores no se han cerrado, es decir que no se han liquidado los préstamos que esta empresa otorgó durante su funcionamiento.

“Desgraciadamente, pese a haber intentado sacar a la venta los inmuebles y obras de arte mucho antes, por razones ajenas a mi voluntad (...) no hemos podido cerrar las operaciones que ya tenemos propaladas mediante los corredores inmobiliarios”, explicó Navarro-Velasco en una carta dirigida a los acreedores de esta empresa.

“Las negociaciones —agregó— con algunos deudores no se cerraron, pues no han querido aceptar las condiciones impuestas de pagos de intereses y capital pese a que hemos ofrecido quitas si hacen el pago de capital inmediato, por lo que hemos iniciado juicios en contra de esos deudores”.

El síndico apuntó que otra causa del retraso fue que tomó posesión de los bienes y obras de arte en septiembre de este año, casi tres años después de que se intervino gerencialmente a la sociedad financiera popular; sin embargo, prevé que durante este mes y enero se logren colocar al menos tres inmuebles de los 29 que tiene en su posesión. Asimismo explicó que “una vez que se terminen de valuar las obras de arte, procederemos a rematarlas con especialistas, y eso debe de hacer(se) a más tardar, en  febrero”.

SÓLO UN PAGO EN EL 2017

En poco más de dos años de que inició el concurso mercantil de Ficrea, los 4,900 acreedores han recibido sólo tres pagos equivalentes a poco más de 16% de lo que se les adeuda.

En el 2016 se realizaron dos pagos que sumaron 800 millones de pesos, 13.3% de lo que se les adeuda, y en este 2017 sólo se realizó un pago equivalente a 2.8% de la deuda, luego de que se liberaron 182 millones de pesos que fueron distribuidos entre los acreedores de esta empresa. En total, se han liberado 982 millones de pesos para liquidar a los afectados.

Los tres pagos han sido resultado de la cobranza de cartera que se ha realizado, la subasta de automóviles propiedad de Ficrea, así como de la venta de activos fijos de la empresa que era propiedad de Rafael Olvera Amezcua.