La investigación sobre las condiciones financieras de la captación de fondos que evitó a Barclays una ayuda pública en 2008, acudiendo a inversores de Oriente, abrió un nuevo capítulo con el anuncio de que también será investigado por pagos a Qatar Holding.

"Barclays confirma que el Serious Fraud Office (SFO, la oficina británica de lucha contra la delincuencia financiera) comenzó una investigación sobre los pagos efectuados durante algunos acuerdos comerciales entre Barclays y Qatar Holding LLC", el principal fondo de inversiones de Qatar, reveló la entidad bancaria en un comunicado publicado tras el cierre de la Bolsa de Londres.

El banco, sin entrar en detalles, ya reveló el 27 de julio que la Autoridad de Servicios Financieros (FSA) había lanzado en este asunto una investigación de regulación contra cuatro empleados del banco, incluido el director financiero Chris Lucas.

Tanto la SFO como la FSA intentan determinar en qué condiciones se pagaron algunos de los honorarios.

En plena crisis financiera de 2008, Barclays captó más de 11,500 millones de libras, sobre todo entre inversores de Oriente, en especial las familias reinantes o los fondos de inversión de Qatar o Abu Dabi.

Esta nueva investigación se añade a la de la manipulación de las tasas interbancarias británica Líbor y europea Euríbor entre 2005 y 2009, por la que Barclays tuvo que pagar este año millones de libras a los reguladores británico y estadounidense. Este caso también le costó al banco la dimisión de sus principales directivos.