Durante el discurso con motivo de su II Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó la intención de la actual administración para la expansión del Banco del Bienestar, con la construcción de 2,700 nuevas sucursales para el 2021, que sirvan para acercar los programas sociales a sus beneficiarios, especialmente aquellos que se encuentran en zonas de difícil acceso.

El proyecto lleva 8% de avance, es decir se han construido 226 nuevas sucursales. Para especialistas es momento de replantear el proyecto, para evitar un gasto en la edificación del resto de la infraestructura planeada y mejor apoyarse en nuevas tecnologías que ayuden al gobierno a generar un ahorro para paliar la crisis más profunda del siglo.

“En estos tiempos se deberían de estar haciendo revisiones en el gasto, por ejemplo, el de la creación de nuevas sucursales del Banco del Bienestar y recortarle a eso para tener ahorros”, detalló Enrique Díaz Infante, director del Programa del Sector Financiero y Seguridad Social en Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

Díaz Infante resaltó que si bien el mandato del Banco del Bienestar, creado en esta administración, es promover la inclusión financiera, con la expansión vía sucursales se actúa de manera incorrecta, pues en la actualidad para bancarizar a más personas, es necesario crear herramientas tecnológicas, como aplicaciones móviles e incluso apoyarse en otros canales, como los corresponsales bancarios.

“La inclusión debería de estarse dando apostándole a la tecnología y no a través de construir más infraestructura para llegar a esas zonas de difícil acceso”, apuntó el especialista del CEEY, quien también cuestionó la incursión del Ejército en el proyecto de expansión del banco.

Para este año, el Banco del Bienestar tiene la meta de edificar 1,350 sucursales, por lo que en diciembre del 2019 recibió una aportación de capital de 5,000 millones de pesos por parte de la secretaría de Hacienda y se espera una nueva inyección por la misma cantidad a finales de este año para construir las otras 1,350.

Sin embargo, para cumplir la meta al menos de este año, se tendrían que construir alrededor de nueve sucursales diarias desde hoy y hasta el último día del 2020, con base en las cifras presentadas hasta el momento.

Para Díaz Infante, si el Banco del Bienestar realmente quiere incidir en la inclusión financiera es necesario que también replantee su papel de banca de segundo piso, con el fin de apoyar a más intermediarios del sector de ahorro y crédito popular y no esté en el primer piso, lo que ha ocasionado ser el banco con la morosidad más alta de la banca de desarrollo, de 7.57% a junio pasado.

Logros del Banco del Bienestar

  • 603,054 nuevas cuentas se abrieron de enero a junio del 2020.
  • 98.4% cobertura por medio de la alianza L@ Red de la Gente.
  • 12 millones de pagos por remesas por 16,102 millones de pesos de enero a junio del 2020.
  • 10% de ampliación máxima del crédito para entidades acreditadas durante el Covid-19.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx